Unos 700 uniformados custodiarán el interior del estadio, los alrededores, el centro mendocino y el Parque General San Martín.

    Por los Cuartos de Final de la Copa Argentina, Boca Juniors y Quilmes se medirán el miércoles en el Estadio Malvinas Argentinas.

    Para ese encuentro, las autoridades del Ministerio de Seguridad han dispuesto de 700 policías para custodiar el interior del estadio, los alrededores donde estarán los cuidacoches, el radio céntrico por la desconcentración y el Parque General San Martín.

    La apertura de puertas para el ingreso de ambas parcialidades será a las 19, y el partido comenzará a las 22. En los ingresos al estadio mundialista habrá puestos de control e identificación de personas con aparatos tecnológicos.

    También habrá controles en el Arco de Desaguadero, para el ingreso de los simpatizantes de Boca, y en el Sur provincial, por donde llegarían los hinchas de Quilmes.

    Por otro lado, habrá custodia de los planteles en los hoteles como en el encapsulamiento hasta el estadio.

    Los simpatizantes de Boca ocuparán la platea techada, la platea descubierta y la popular Norte. Mientras que los hinchas de Quilmes se ubicarán en la platea descubierta y en la popular Sur.