Popcorn Time cierra

Los responsables de Popcorn Time finalmente han tenido que dar su brazo a torcer ante una industria que los presionó demasiado, incluso cuando aseguran que su servicio era completamente legal. Popcoron time era un servicio que quería revolucionar la manera en la que vemos películas a través de internet, usando torrents, pero sin obligar al usuario a descargar nada. Hoy, Popcorn Time cierra, y muchos lamentamos despedirnos de esta gran plataforma.

Aunque Popcorn Time era legal, la presión fue tal que tuviero que cerrar el servicio¿Cómo es posible que un servicio de streaming de películas vía internet, usando torrents. fuera legal? Porque servían de intermediarios. Técnicamente, según aseguran sus responsables (que dicen haber validado este argumento con abogados y asesores) servían de intermediarios, utilizando el API de YIFI (quienes descarguen torrents de películas, saben de quien hablo) para las películas, y OpenSubtitles para los subtítulos. Mientras el usuarios veía la película servía de seeder y leecher a su vez para el torrent, es decir, descargaba y compartía el archivo, pero cuando terminaba de verla no quedaba rastro de esto en su computador.

Así, aunque en muchos países descargar torrens es ilegal (como explicaban en sus términos de servicios), ellos no se veían afectados legalmente; pero la presión ejercida por la industria del cine fue demasiado grande, debido a la atención que los medios le dio al servicio; no tenían ánimos de luchar contra ella.

Como proyecto, Popcorn Time es legal. Lo verificamos. Cuatro veces. Pero como muchos sabrán, pocas veces alcanza con eso. Por nuestro impacto tuvimos acceso a mucha gente, desde periodistas hasta creadores de sitios y apps de gran alcance. Aprendimos muchísimo de ellos, especialmente que enfrentarse a una industria tan tradicional y tratar de revolucionar un mercado tan grande tiene sus costos asociados. Costos que ninguna persona merece pagar.

Fuertes declaraciones que nos hacen imaginar cuánta presión y amenazas injustificadas de cese y desiste recibirían estos chicos que iniciaron Popcorn Time como una aventura, queriendo revolucionar una industria llena de dinosaurios, y que, aunque Netflix es hoy en día una empresa con mucha fuerza y el »apoyo» de varios distribuidores y productores, en su momento los llegaron a llamar piratas.

La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por una industria que pinta a la innovación como una amenaza a su anticuada receta comercial.

Imposible expresarlo mejor.

Así, cierra hoy Popcorn Time y se va una propuesta que quería cambiar muchas cosas de golpe, algo que lamentablemente sabemos que no es posible, incluso cuando muchos estamos muy claros, incluso grandes artistas, que la piratería no existe.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here