Investigadores argentinos desarrollan software para evaluar riesgo habitacional

Según la Organización Mundial de la Salud una vivienda saludable es aquella que brinda protección contra lesiones evitables, envenenamientos y exposiciones térmicas y de otro tipo que puedan contribuir a generar enfermedades o padecimientos crónicos. Ayuda además al desarrollo social y psicológico y provee acceso a centros de trabajo, de educación, a los servicios necesarios y a los lugares de diversión que fomentan un buen estado de salud.

María Rojas, doctora en demografía e investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Investigaciones Geohistóricas (IIGHI, CONICET-UNNE), lleva adelante un proyecto que propone el uso de una metodología asociada a un software, que identifica las variables de riesgo a las que se encuentran sometidas las viviendas de la comunidad.

El software se construyó como una herramienta de captura de datos, cálculo y apoyo a la transferencia para estimar el riesgo de la vivienda urbana para la salud.

La metodología diagnóstica para determinar el Riesgo de la Vivienda para la Salud (DRVS) y el software asociado Riesgo, Vivienda y Salud (RVS v 2.1) son útiles para determinar el riesgo de la vivienda en materia sanitaria. Permiten examinar las estrategias de la población frente a la vivienda insalubre teniendo en cuenta los recursos que esta comunidad tiene para afrontar el problema. Es decir, identifica la problemática y busca soluciones viables acordes a la estructura de cada comunidad.

Actualmente el sistema fue transferido a la localidad de Villa del Totoral, provincia de Córdoba, para ser trabajado en conjunto con la población. La identificación de problemas permitiría el planteo de estrategias concretas para poder resolverlos.

Fuente: Conicet

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here