Fabricantes preparan tablets con Windows 8 pero reniegan de Surface

Varios fabricantes de computadoras ya plantearon su desacuerdo con Microsoft por su plan para entrar en el competitivo mercado del desarrollo y producción de hardware. Pero a pesar de las resistencias, el gigante del software sigue adelante con su estrategia.

Los tres líderes mundiales en la fabricación de computadoras y mayores licenciatarios de Windows: Acer, HP y Lenovo, declararon que no están del todo de acuerdo con la decisión de Microsoft de ser su propio proveedor de hardware. Sin embargo, al acercarse el lanzamiento de las nuevas tablets lo comenzaron a ver solo como a otro competidor más.

Lenovo, quien puja cabeza a cabeza con HP el liderazgo del sector, confía en la fortaleza de su gama de nuevos equipos con Windows 8 y en las posibilidades que le pueden ofreces a sus usuarios. Razón por la cual aseguran que van a »mejorar de sobra el hardware de Surface».

Claro que este »mensaje» de Lenovo no sólo apunta a Microsoft, sino que también va dirigido al resto de competidores. De hecho, la firma duda de la capacidad de los creadores del sistema operativo de la »W» a la hora de producir su propia tablet. »Crear hardware no es algo que se haga de la noche a la mañana, pero Lenovo si puede hacerlo», señaló la firma.

Por el momento, las declaraciones de Lenovo no hacen mella en su relación con Microsoft, ya que para la firma creadora de software el fabricante es uno de sus »socios» con mayor potencial en ventas. Además, ambos esperan que el lanzamiento de Windows 8 sea un éxito.

El fabricante está preparado para ese momento y ya anuncio su primer dispositivo: Lenovo ThinkPad Tablet 2, con arquitectura X86 de Intel y conectividad LTE. También preparan tablets con Windows RT, para arquitectura ARM, equipados con procesadores Nvidia Tegra 3.

Con Microsoft en el marcado del hardware, Lenovo apuesta a lanzar estos productos a un precio agresivo. Se calcula que las nuevas tablets con sistema Windows 8 basadas en Intel costarán entre 600 y 700 dólares, pero el fabricante planea lanzar su ThinkPad Tablet 2 a un precio de entre 300 y 500 dólares. Mientras que los modelos con Windows RT costarían menos de 300 dólares.

Por su parte, HP interpreta positivamente la llegada de Surface, ya que no la considera una »competencia inalcanzable», aunque en la intimidad esperan que Microsoft no apueste por lanzar su dispositivo a un precio demasiado bajo y adelantaron que sus tablets tendrán el suficiente »valor agregado» como para cautivar al comprador.

La relación entre HP y Microsoft no cambió desde que se produjo el anuncio de Surface. Además, el fabricante de computadoras estadounidense consideró públicamente que la nueva versión de Windows tiene gran potencial, aunque esperan que no se convierta en un producto muy similar al que ellos preparan.

Los cuestionamientos más fuertes hacia Surface los hizo Acer. Al principio no mostró su desacuerdo pero al generarse mayor expectativa no dudo en expresar su disconformidad hacia la intención de Microsoft y por el precio del producto. Claro que esta situación no hizo que el fabricante desestime utilizar Windows 8.

Más allá de la postura de cada fabricante, todos celebran el arribo del nuevo Winsdows.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here