Desarrollan bomba electromagnética portátil

Dispositivos que permiten destruir todo tipo de electrónicos a través de un PEM (Pulso Electro Magnético) antes eran solo parte de la ficción, la realidad es que hoy pueden ser portados por una persona con consecuencias nefastas para una ciudad.

A pesar de que no dañan a las personas ni destruyen edificios, estos dispositivos son la alternativa para una guerra menos sangrienta.

¿Cómo fue descubierto este singular armamento?

Fue durante pruebas atómicas realizadas en los primeros años de la guerra fría, luego de las detonaciones, los aparatos eléctricos que se encontraban a cierta distancia resultaban dañados. Los responsables son los rayos gamma y los rayos x que son altamente penetrantes, interactuando con la materia, ionizan el ambiente destruyendo, por medio de un campo magnético que puede tener varios kilómetros de diámetro, casi cualquier aparato electrónico.

Las primeras bombas superaban los 3 metros de longitud, hoy es posible su fabricación de dimensiones reducidas y portables por un individuo sin mayores inconvenientes.

En la actualidad no se conoce ninguna clase de defensa que resulte eficaz contra este tipo de ataque. Si bien es posible proteger instalaciones o vehículos individuales mediante el uso de técnicas muy complejas, es imposible defender todo lo que la infraestructura de una ciudad grande necesita para funcionar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here