Congo: así funcionan los robots que controlan el tráfico

La capital de la República Democrática del Congo, Kinshasa, utiliza robots que se encargan de controlar el paso de autos y peatones en los lugares más concurridos. Las máquinas miden más de tres metros de altura, utilizan energía solar y tienen cámaras conectadas a la policía.

Los robots están hechos de aluminio y acero, y en el interior posee múltiples cámaras que permiten vigilar en tiempo real lo que sucede en algunos de los sectores más concurridos de la ciudad.

Las autoridades de la ciudad capitalina dijeron a la cadena CCTV África que si bien un semáforo tradicional podría servir para el mismo propósito, »el robot descomunal actúa como un aparato intimidatorio».

Las máquinas se alimentan con energía solar y algunos llegan a medir más de tres metros de altura. Estos robots no dejan de ser curiosos, y han reconocido que son, además, un atractivo turistico para muchas de las personas que visitan la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here