Avances contra la ceguera por implantes de retina

 

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT) ha desarrollado un prototipo de implante basado en la estimulación retinal que, si bien no restaura la vista completo, entregaría una valiosa asistencia a los no videntes para comprender el entorno que los rodea.

 

De los cinco sentidos que poseemos, la vista o visión es el más sensible y delicado de todos. Personalmente me siento como alguien privilegiado al poder contar con una vista en excelentes condiciones: Sólo basta con vivir de cerca un episodio que podría costarnos la vista o seguir de cerca los impedimientos diarios a los que debe enfrentarse una persona ciega, para darnos cuenta de ello.

 

La ciencia tiene como uno de sus objetivos más grandes descubrir técnicas viables para curar todas las formas de ceguera, o en su defecto desarrollar sistemas que puedan mejorar la calidad de vida de aquellos que cuentan con una capacidad visual nula o reducida. En varias ocasiones hemos comentado y reiterado aquí en NeoTeo variaciones de esta aplicación tecnológica que podría asistir a personas ciegas de forma tal que puedan ser mucho más independientes y versátiles de lo que ya son. Estamos hablando del ojo biónico que, después de veinte años de desarrollo, ha alcanzado una etapa de prototipo.

 

El implante ha sido especialmente diseñado para personas que han perdido su capacidad visual debido a Retinosis Pigmentaria o Degeneración Macular relacionada a la edad, dos de las principales causas de ceguera alrededor del mundo. La prótesis es del tipo retinal, y trabajará de forma tal que podrá estimular las células nerviosas encargadas de transmitir las imágenes desde la retina hasta el cerebro. Este método permite una capacidad visual limitada, definida por »manchas» que de acuerdo a su tamaño y su cantidad le ayudarán al paciente distinguir el tamaño y la distancia de un objeto en su cercanía.

 

Las pruebas preliminares han sido muy positivas, pero es necesario desarrollar técnicas más complejas y refinadas para llevar a cabo la acción principal, que es implantar el dispositivo en el ojo humano. Se han aplicado varias modificaciones como una micro-carcasa de titanio sellada herméticamente que ayuda a proteger el circuito interno por mucho más tiempo. Puede no ser una solución definitiva, pero sin lugar a dudas se trata de un descubrimiento que podría aumentar de forma significativa la calidad de vida en personas ciegas de aquí a algunos años. Esperamos que tanto esta técnica como muchas otras logren su objetivo, y se logre vencer a esta discapacidad. Aún se está lejos, pero cada paso es extremadamente valioso. Fuente: neoteo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here