La ministra de Salud indicó que «se está finalizando» la compra de 300 equipos para la pesquisa neonatal auditiva y 25 equipos potenciales y que con la adquisición de 225 implantes cocleares para niñas, niños y adolescentes se satisface una demanda pendiente.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti destacó el avance en la entrega de audífonos para pacientes en lista de espera pese a la pandemia y anunció que «se está finalizando» la compra de 300 equipos para la pesquisa neonatal auditiva y 25 equipos potenciales que se utilizan para realizar el diagnóstico de la hipoacusia.

«A pesar de la pandemia se avanzó mucho de manera integrada en todos los programas y, en este en particular, el año pasado se avanzó con pacientes en lista de espera”, dijo Vizzotti.

La ministra participó el jueves de la entrega de audífonos a niñas, niños y adolescentes diagnosticados con Hipoacusia Neurosensorial Profunda en el Hospital Interzonal General de Agudos Eva Perón, de la localidad bonaerense de San Martín, en el marco de las actividades por el Día de la Audición, celebrado el 3 de marzo pasado.

“La audición es esencial para desarrollarse, para estudiar, para trabajar. Esto es muy importante desde la pesquisa hasta la intervención, es una responsabilidad de todos para favorecer el acceso”, destacó la ministra.

La cartera sanitaria anunció además que se inició la adquisición de 225 implantes cocleares para niñas, niños y adolescentes que no obtienen ganancia funcional con los audífonos y que con estas compras «se satisface una demanda pendiente que, en algunos casos, databa de 2017».

Según lo estipulado por la Ley Nacional N° 25.415/2001, a todo niño y niña se le debe hacer, a los pocos días de nacer, un estudio gratuito y obligatorio llamado otoemisiones acústicas (OEA).

Si esta prueba revela posibles problemas de audición y estudios posteriores la confirman, la persona tiene derecho a la provisión de audífonos o prótesis auditivas, así como la rehabilitación auditiva, tanto en hospitales públicos, como en el sector privado y de obras sociales.

La hipoacusia es una limitación de la función auditiva, consiste en la incapacidad para escuchar sonidos en distintos tonos o intensidades y, por lo tanto, dificulta el desarrollo del habla, el lenguaje y la comunicación. La detección, el acceso a equipamiento y apoyos oportunos facilitan la inclusión social, la educación, el trabajo y la comunicación a toda edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here