Vacunas: Un paso más hacia la planta local para elaborar Sputnik V

El laboratorio Richmond consiguió la aprobación de la Comisión Nacional de Valores que le permitirá buscar el financiamiento necesario para la construcción de una nueva planta de biotecnología donde se producirá la vacuna local Sputnik V contra el coronavirus y otro tipo de terapias biotecnológicas. Lo hará a través del Fideicomiso Financiero (FF) Proyecto VIDA-Laboratorios Richmond por hasta 85 millones de dólares de valor nominal. La capacidad total de producción de la planta –que construirán en la localidad bonaerense de Pilar– será de unos 80 millones de viales al año y unas 28 millones de jeringas para el mismo período. Se estima que la fecha de habilitación de la planta será el 1 de octubre de 2022.

Luego de la aprobación de la Comisión Nacional de Valores para habilitar la oferta pública de una operación de financiamiento que calificaron como «inédita», Richmond buscará financiamiento en el mercado de capitales doméstico a través de la emisión de certificados de participación por el monto mencionado y del cual participan Banco de Valores S.A. en carácter de fiduciario y Richmond S.A.C.I.F. como fiduciante. «Esta iniciativa representa un doble hito histórico para nuestro país, no sólo porque el producto de inversión colectiva contribuirá al desarrollo económico y social, sino porque también se constituye como un mecanismo de canalización del ahorro a desarrollos científicos a través del mercado de capitales, lo que reafirma el enorme desafío que tenemos por delante desde la CNV», destacó el presidente de la CNV, Adrián Cosentino.

LEÉR MÁS  Córdoba: intensifican la búsqueda de contactos con los casos positivos de la variante Delta

“El proyecto de producir localmente las vacunas para paliar este tipo de pandemias y sus eventuales mutaciones es, sin dudas, el camino más eficiente, eficaz y sustentable, ya que nos fortalece en autonomía de reacción frente al virus”, había dicho Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond, cuando la empresa lanzó el fideicomiso para financiar la construcción de la nueva planta. En este momento Figueiras se encuentra en Moscú, Rusia, donde el Centro Gamaleya está evaluando las dosis producidas por Richmond en Argentina para poder dar el visto bueno. Una vez que se complete ese proceso y esté la aprobación de la Anmat, podrá comenzar la aplicación de las vacunas.

La producción de vacunas Sputnik V en Argentina, mientras tanto, sigue creciendo: el 18 de junio el laboratorio que conduce Figueiras finalizó la producción de las primeras 448.625 dosis del componente uno; el 2 de julio culminó la producción de 550.000 nuevas dosis del mismo componente y el martes pasado terminó la producción de las primeras 153.441 dosis del componente dos. Se espera que para fines de esta semana se pueda llegar al millón de dosis del componente dos producidas en nuestro país, debido a que el viernes Richmond recibió más de 500 litros del principio activo para envasar.

La nueva planta, según indica la resolución oficial que fue emitida este lunes, «será provista por un consorcio contratado por el fiduciante e integrado por cinco empresas: CIMA Industries inc., Axiom Ingeniería S.L., Shanghai Tofflon Science & Technology Ltd., Shanghai Zhongla Quality Management & Trading Co Ltd., y Grupo Sinotek S.A. de CV, bajo el concepto de ‘llave en mano’, y montada sobre un inmueble situado en la localidad de Pilar». Para la emisión de certificados de participación, indicaron que serán «por un monto mínimo de setenta millones de dólares, y hasta un monto máximo de ochenta y cinco millones de dólares».

LEÉR MÁS  Tras su regreso de Perú, Alberto Fernández define hoy los cambios en el Gabinete

En relación con la utilización de los fondos, se considera que el proyecto presenta «un impacto social positivo directo», debido a que mejorará el acceso a medicamentos, al garantizar la mayor disponibilidad de vacunas y «contribuir al autoabastecimiento de la producción nacional, la generación de empleo, formación del personal y avances socioeconómicos».

Otra novedad es que se trata del primer FF calificado como «sostenible, verde y social» en el marco de los lineamientos de la CNV para la emisión de este tipo de bonos. La calificación de sostenible fue otorgada por la calificadora Fix, que concluyó que la emisión del fideicomiso está alineada con los componentes principales de los principios de este tipo de bonos, generando un impacto ambiental y social positivo.

 

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here