Tecnópolis también ofrece una búsqueda de tesoros artísticos

Las obras están catalogadas en la guía que, junto con un plano, se entrega gratuitamente a todos los visitantes de la megaferia.

En la explanada de acceso por General Paz está »Industria argentina», de Nushi Muntaabski, una enorme figura transitable hecha con productos de fabricación nacional, que representa a un obrero de los años ’40 del siglo pasado, una época de rápida industrialización.

En el mismo sector del Parque del Bicentenario se ven »Las bestias de la playa», del holandés Theo Jansen, inmensas criaturas robóticas de fisonomía y estructura orgánica.

Visible desde la calle, porque con sus 42 metros tiene la mayor altura de la exposición, pero implantado en el Parque de la Energía, el »Coloso de energía», realizado por el Grupo Doma a partir de una torre de alta tensión a modo de robot luminoso.

LEÉR MÁS  Organizaciones se ponen de acuerdo para diseñar una regulación legal de la marihuana basada en criterios de salud

En el Parque del Conocimiento están el laberíntico mural de Pablo Siquier, sobre la pared del Auditorio, y »La escalera», de Leandro Erlich, que no sube ni baja.

También allí hay una obra en proceso, »Les archives du coeur» (Los archivos del corazón), de Christian Boltanski, que propone al visitante dejar grabados sus latidos para que junto con los de otras personas sean archivados y expuestos en Teshima, una isla japonesa deshabitada que forma parte de Bernesse Art Site Naoshima.

Sobre la fachada de ingreso al Galpón Joven se exhibe el »Proyecto Atlas», de Dolores Cáceres, dibujos en el cielo, constelaciones imaginarias formadas por números, líneas y estrellas.

En el Parque del Movimiento aparece el »Espacio desplegado», de Emiliano Miliyo, a partir de dos líneas amarillas como las que separan carriles en las rutas, que de pronto de elevan en un movimiento globular, se entrelazan, se tuercen como cintas de Moebius y siguen caminos independientes.

LEÉR MÁS  La emergencia alimentaria es ley y ahora debe cumplirse

En el acceso por la Avenida de los Constituyentes, recibe a los visitantes »Mi bandera», de Manuel Ameztoy, una escultura eólica de 24 metros de ancho por 16 de profundidad y 9 de altura, formada por abanicos superpuestos en celeste, blanco y amarillo.

Tecnópolis 2012 exhibe además 100 ilustraciones, en un recorrido artístico ideado por el porteño Martín Kovensky, para remarcar que la complejidad del problema energético, centro conceptual de esta edición de la exposición, forma un campo de conocimiento donde confluyen lo científico, lo económico y lo social. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here