Según el nuevo protocolo, el aborto no es punible en tres casos

El primero es »si se ha realizado con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer y si este peligro no puede ser evitado por otros medios».

El segundo caso se da »si el embarazo proviene de una violación, conforme la manifestación de la propia víctima o su representante legal y con prescindencia de la  denuncia y/o calificación penal del hecho».

Tampoco es punible »si el embarazo proviene de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente».

La guía determina que »al concluir que el aborto practicado a una mujer víctima de violación no es punible otorga protección legal al equipo de salud que realiza la práctica, garantizando así el acceso a la misma» y detalla que »la realización de la práctica no implica ninguna responsabilidad administrativa, civil, ni penal para el equipo de salud».

LEÉR MÁS  La emergencia alimentaria es ley y ahora debe cumplirse

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here