Se fugaron del Hospital Militar dos represores condenados

Así lo confirmaron fuentes policiales, quienes detallaron que Olivera y De Marchi se encontraban presos en el Penal de Chimbas, aunque habían pedido ser trasladados al Complejo Penitenciario Federal Nº2 para realizarse estudios médicos en el Hospital Militar de la Capital Federal.

Una vez que llegaron al lugar, escaparon en medio de una situación que es investigada por personal penitenciario y de la Policía.

Olivera recibió una condena a cadena perpetua, mientras que De Marchi fue condenado a 25 años de prisión, al cabo del primer juicio por delitos de lesa humanidad realizado en San Juan.

Junto a estos dos represores, también fueron sentenciados otros cinco: Osvaldo Martel y Julio Nieto, a cadena perpetua; Francisco Del Torchio y Daniel Gómez, a 25 años de prisión; y Víctor Lazo, a 10 años de cárcel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here