¿Quiénes recibirán la tercera dosis o refuerzo de la vacuna contra el coronavirus?

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció este martes que en el país se comenzará a aplicar terceras dosis contra el coronavirus a personas con inmunocompromiso, independientemente de la vacuna recibida, y a mayores de 50 que se hayan aplicado la fórmula de Sinopharm, para que puedan completar el esquema básico de inmunización que a diferencia del resto de la población no se compone de 2 dosis sino de 3.

A su vez, en diciembre, se iniciará la aplicación de dosis de refuerzo al resto de la sociedad que con 2 dosis sí completó el plan básico de inmunización –es decir, alcanzó el nivel de inmunidad suficiente– pero que necesita, por el paso del tiempo, una dosis extra que fortalezca el efecto protector. Para ello, se respetarán las prioridades de la campaña que se establecieron originalmente, por lo que los primeros en recibir el refuerzo serán los y las integrantes del plantel de salud.

Diferencia entre tercera dosis y dosis de refuerzo

La tercera dosis, o dosis adicional, «debe ser diferenciada de la dosis de refuerzo (también conocida como booster)», aclaró el Ministerio de Salud en un comunicado.

  • Dosis adicional o tercera dosis: administración de una dosis adicional luego como parte del esquema primario, cuando la respuesta inmune inicial es probablemente insuficiente. Otras vacunas con esquema primario de 3 dosis son, por ejemplo, la vacuna quíntuple y la vacuna contra la Polio.
  • Dosis de refuerzo o booster: administración de una dosis de vacuna luego de un esquema primario con respuesta inmunológica inicial suficiente, teniendo en cuenta la posible disminución de la respuesta en el tiempo. Se aplica periódicamente con un intervalo que no suele ser menor a los 6 meses. Otras vacunas con refuerzo son, por ejemplo, la triple viral y la doble bacteriana.
LEÉR MÁS  La vacuna argentina contra la Covid estará para 2022

¿Quiénes deben recibir la tercera dosis?

La cartera que conduce Carla Vizzotti fijó como población objetivo de la tercera dosis a personas con inmunocompromiso, independientemente de la fórmula recibida, quienes deberán presentar al momento de la inoculación una prescripción médica. Incluyó en este grupo a quienes presenten alguna de estas condiciones:

  • Tratamiento oncológico para tumores sólidos y onco-hematológicos.
  • Receptores de trasplante de órgano sólido en tratamiento inmunosupresor.
  • Receptores de trasplante de células progenitoras hematopoyéticas en los últimos 2 años o en tratamiento inmunosupresor.
  • Inmunodeficiencia primaria moderada o grave.
  • Personas viviendo con VIH.
  • Tratamiento activo con corticosteroides en dosis altas o medicación inmunosupresora.

«Se trata de personas que, por sus condiciones, tienen menor capacidad de respuesta a las vacunas, justamente porque sus defensas no son iguales a las del resto» y por eso el plan básico completo en ese caso no es de 2 dosis sino de 3, explicó a Página/12 el infectólogo Daniel Pryluka.

Ocurre lo mismo con las personas mayores de 50 inoculadas con Sinopharm, ya que «a partir de esa edad se produce la inmunosenescencia, que es el envejecimiento del sistema inmune» que genera menor respuesta frente a vacunas inactivadas, precisó el especialista.

¿Qué vacunas se aplicarán como tercera dosis?

Según la información de estudios de efectividad de esquemas heterólogos y la disponibilidad de dosis en el país, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda los siguientes esquemas:

  • Personas con inmunocompromiso de 18 años y más: se utilizarán esquemas homólogos o heterólogos aplicando una tercera dosis de vacuna Sputnik V componente 1 o AstraZeneca en personas entre 18 y 39 años y AstraZeneca en personas de 40 años o más.
  • Personas inmunocomprometidas de 3 a 17 años: deberán utilizarse las vacunas que estén autorizadas para la edad.
  • Personas de 50 años o mayores con esquema primario de vacuna a virus inactivado contra COVID-19: se priorizará una dosis adicional heteróloga, priorizando vacunas de virus no replicativos, según disponibilidad.
LEÉR MÁS  "Empezamos la senda de recuperación del empleo perdido con el Gobierno anterior"

«El intervalo mínimo de aplicación de la dosis adicional, en todos los casos, será no inferior a 4 semanas desde la aplicación de la última dosis«, indicó el organismo, que estima que las personas inmunosuprimidas y los mayores de 50 inoculados con Sinopharm suman un total de 1.600.000.

¿Quiénes van a recibir la dosis de refuerzo?

Las dosis de refuerzo, a diferencia de las terceras dosis, se aplicarán a aquellas personas que sí alcanzaron la inmunidad suficiente, pero que requieren por el paso del tiempo una dosis extra que fortalezca el efecto protector.

Por lo tanto, todas las personas, eventualmente, necesitarán una dosis de refuerzo, incluidos los inmunosuprimidos y los mayores de 50 vacunados con Sinopharm, que en este caso recibirían –con el paso del tiempo– un cuarto pinchazo.

“El año de los refuerzos en la Argentina será 2022”, definió Vizzotti en la conferencia de este martes. En ese sentido, Jorge Geffner, doctor en Bioquímica, profesor de Inmunología en la UBA e investigador superior en el Conicet, consideró que ese refuerzo deberá ser de 1 y no de 2 dosis, dado que «no sobran vacunas en el mundo, con lugares como África, donde se ha vacunado al 4 por ciento, y ya se ha visto que la tercera dosis genera anticuerpos».

El científico insistió en que «estamos protegidos» sin dosis de refuerzo, «pero queremos protección al tope y por eso hay que vacunarse».

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here