Mujeres víctimas acompañaron la presentación en el Congreso Nacional. También estuvo presente el padre de una chica que se suicidó por haber sufrido un hecho de ese tipo.

Dos proyectos de reforma del Código Penal y de la ley Violencia de Género fueron presentados este lunes en el Congreso de la Nación para tipificar como delito la figura de la violencia digital. La iniciativa denominada ley Olimpia, en reconocimiento a la activista mexicana Olimpia Coral Melo, propone reformar la ley de Género. La otra, denominado Belén, fue inspirada el caso de Belén San Román, inducida al suicidio luego de sufrir difusión no consentida de material íntimo. Este proyecto incorpora al Código Penal la figura de violencia digital y establece multas y penas desde los dos y hasta ocho años para los culpables del delito de visibilizar videos íntimos.

La presentación estuvo a cargo de la diputada del Frente de Todos Mónica Macha, impulsora de ambos proyectos, junto a la ministra de Mujeres y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta, el espacio de víctimas «Ley Olimpia Argentina» y la organización Género y TIC.

«Debemos trabajar sobre la violencia digital, entendiéndola como una forma de violencia para las mujeres», dijo Macha al abrir el acto y destacó que incorporarla al Código Penal permitirá «tener la evidencia digital como un delito, ya que implica, para quienes filmen o graben sin autorización cuerpos de mujeres en una situación de intimidad, que sean sancionados, así como para quienes lo suban a las redes y para quienes lo difundan», sostuvo.

Las sanciones se agravarán cuando los responsables sean exparejas, o si la víctima es una menor de edad, o cuando se la utilizó con fines de lucro, agregó.

LEÉR MÁS  El Renaper anunció la digitalización de 20 trámites de certificaciones

Gómez Alcorta resaltó a su turno que «sin lugar a dudas la difusión de imágenes intimas sin consentimiento es una particular violencia por motivos de género que tiene efectos devastadores».

La primera iniciativa esta inspirada en el caso de Belén San Román, quien fue inducida al suicidio luego de sufrir difusión no consentida de material íntimo, mientras que la segunda propone incorporar la violencia digital como otra forma violencia contra las mujeres en el marco de la ley 26.485, junto con la creación de medidas de protección para las sobrevivientes, políticas públicas tendientes a la educación digital y la prevención de estas agresiones.

«Soy una sobreviviente de la violencia digital», afirmó Olimpia Coral Melo, quien viajó desde México para estar presente. Por ella se aprobó la Ley Olimpia en su país, y ayudó a adecuar el marco legislativo argentino. Olimpia se emocionó al relatar que tuvo tres intentos de suicidio luego de que un hombre difundiera un video íntimo. «No soy Olimpia la del video, soy Olimpia la de la ley», exclamó orgullosa por su trabajo. Y dio un mensaje para los hombres: «Si querés ser aliado feminista cortá la cadena. No compartas el video».

«Mi hija no soportó ver su cuerpo, su intimidad en las redes», dijo por su parte Marcelo San Román, padre de Belén, y sostuvo que su hija estaría orgullosa de él tanto como padre y como hombre por lo que estaba haciendo en su honor.

Eliana Sotelo contó su historia como pareja de un exnovio que compartió sus videos por Telegram. «Cuando fui a denunciar me dijeron que no era un delito», recordó la mujer. «Dos hombres me pidieron ver mi foto», continuó diciendo sobre la revictimizacion que vivió y el miedo de que se compartieran aún más las fotos dentro de la comisaría. «Ante tanta injusticia me volví una experta», aseguró. Sotelo se puso a investigar y en ese camino se encontró que eran muchas más las «mujeres abusadas». «Hace dos años que mi cuerpo no es mío. Esta es una forma de empezar a recuperarlo», concluyó.

LEÉR MÁS  Argentina ratifica su compromiso de paz con el mensaje de bajar "la tensión internacional"

«No afectaba a mis bienes personales», afirmó Florencia Villegas que le dijeron cuando denunció por la viralización de imágenes de cuerpo desnudo en páginas pornográficas. «Dejé de usar redes sociales y de sacarme fotos en ámbitos personales», dijo, pero también aseguró que «todo ese miedo e incertidumbre que sentimos lo transformamos en lucha, en la lucha que llamamos Ley Olimpia».

A pesar de haber sido víctima de violencia digital por parte de un adulto siendo Raquel Farfán menor de edad, tampoco su agresor tuvo una pena. «Lo digital es real», dijo. Y añadió: «Nos queremos sentir seguras en las redes». Farfán también pidió por políticas públicas que generen cambios reales.

Representantes de Amnistía dieron algunas cifras en base a un estudio que realizaron: una de cada tres mujeres afirmó haber sufrido violencia online. Un 26% de las mujeres consultadas sufrió violencia directa o indirecta.

 

 

Informe: Mercedes Chamli. – Página 12 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here