Por programas nacionales, viñateros mendocinos recibieron este año respaldo por más de 96 millones de pesos

La Secretaria de Desarrollo Rural, Carla Campos Bilbao, analizó hoy junto al Ministro de Agroindustria mendocino, Marcelo Costa, los avances de las distintas iniciativas concretadas con fondos nacionales.
 
En la reunión, concretada en la cartera agropecuaria nacional, los funcionarios establecieron un balance de las políticas desarrolladas tanto para favorecer la producción vitícola como para establecer nuevas alternativas comerciales para el sector.
 
Campos Bilbao calificó de exitosas las medidas adoptadas en conjunto por la Nación y la provincia de Mendoza y resaltó que “se puede recuperar el mando de las decisiones por parte de los pequeños actores privados”. También destacó que “hay posibilidades para un progreso económico en el sector vitivinícola” y enfatizó en “el respaldo del Estado Nacional para acompañar en este camino a los sectores más débiles”.
 
Más de 55 millones de pesos de las arcas nacionales conformaron el Operativo Mosto 2015, que otorga subsidios a productores vitivinícolas para asegurar un precio de 1,6 pesos por kilo de uva destinada a mosto.
 
Hasta el momento se ejecutaron más de 36 millones de pesos que alcanzaron a 1.340 pequeños viñateros de hasta 7,5 hectáreas implantadas.
 
Para la instrumentación del programa se dispusieron 40 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional y otros 15 millones de la administración mendocina.
 
La iniciativa dispone el otorgamiento de Aportes No Reintegrables de 0,75 pesos por kilo de uva (con un tope máximo de 1.100 quintales, es decir, 82.500 pesos por productor) y se complementa con el compromiso de distintas bodegas de abonar 0,85 pesos por kilo de uva ingresada y elaborada como mosto.
 
El Programa de Cosecha y Acarreo generó aportes no reintegrables por más de 20 millones de pesos, que fueron canalizados a más de 3.500 productores vitícolas de hasta 20 hectáreas. La asistencia permitió financiar labores de cosecha y acarreo en hasta cinco hectáreas de cada emprendimiento. Con fondos provinciales, además, se asistió a otros 1.500 productores.
 
Otros 21 millones de pesos se aplicaron al Programa de Incentivo a las Exportaciones, por el cual se financian operatorias de comercio internacional. Hasta el momento, el apoyo permitió exportar 30 millones de litros de vino a 16 bodegas, contemplando tenencias propias y de terceros. La Provincia mantiene abierto el registro para la inscripción de bodegas que deseen acceder al beneficio.
 
Costa, por su parte, destacó el “impulso a las economías regionales y su acceso a mercados federales” y subrayó que “somos un Estado presente brindando herramientas concretas que están a disposición del sector”.
 
La formalización del Consorcio de Cooperación “Cordón Andino”, que agrupa a más de 2.300 productores y 38 organizaciones de viñateros pequeños y medianos, constituyó el primer paso para la puesta en marcha del Programa de Asociatividad Vitivinícola.
 
La iniciativa nuclea a vitivinicultores de pequeña escala de las provincias de Mendoza, San Juan y Catamarca, y propone la creación de centros de venta para la comercialización de vino directamente del productor, sin la participación de intermediarios.
 
En primera instancia, el consorcio “Cordón Andino” expenderá sus productos en el Paseo de Compras del Mercado Central de Buenos Aires y luego en distintos mercados de productores integrados a la Red Federal de Comercios de Proximidad (ComPrAr) ubicados en distintos puntos del país.
 
De la reunión participaron también el Subsecretario de Desarrollo de Economías Regionales, Luis Vito; el Director Nacional de Programas de Desarrollo Regional, José María Mones Cazón; y el Jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria y Tenología de Mendoza, Javier Machado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here