Polémica por el tamaño de las meriendas escolares

Docentes y celadores dicen que se redujo la porción. La DGE aclaró que no es una situación generalizada.

Una docente denunció en las redes sociales que las raciones de merienda de las escuelas mendocinas se han reducido considerablemente. En la imagen se puede ver que hay medio bollo de pan abierto por el medio en el que reposa una porción, bastante reducida en sus dimensiones, de dulce de batata.

A raíz de ese comentario, las opiniones al respecto se multiplicaron y muchos se sumaron a este reclamo. De todas formas, desde la Dirección General de Escuelas advirtieron que no se han reducido las meriendas desde 2016 y que se sigue ayudando a unas 800 escuelas de todo el territorio provincial.

Según se supo, la imagen del posteo corresponde al jardín 048 de Guaymallén donde el gobierno entrega 200 raciones para una matrícula de 308 estudiantes. Desde la DGE señalaron estar al tanto del problema, pero advirtieron que no es una situación generalizada y que ya se está tomando cartas en el asunto.

Situación variable
Más allá de este hecho puntual – el de la publicación en una red social- lo cierto es que el panorama en otros establecimientos educativos es variable. Por ejemplo, desde una escuela de Maipú señalaron que por día reciben 500 raciones para los 618 alumnos.

Es importante aclarar que las meriendas no son para todos sino para aquellos que las solicitan, con declaración jurada de los padres del estudiante y el aval del directivo. “Trabajaba en otra escuela de Maipú donde sólo había 180 raciones para 600 chicos, ahí si que había que estirarlo”, explicó una directora que prefirió no identificarse añadiendo que lo que sí ha notado es que a veces es más pan que dulce de batata.

Por otro lado, Carlos Bernardelli, de la escuela Ricardo Rojas de Ciudad dijo que nota que la merienda es mucho mas “pobre” que el año pasado. “Intentamos darle a la mayoría de los chicos pero no alcanza. Son 750 los chicos pero llegamos a tres cuartas partes del total. A muchos niños se les dice que si no toman la leche no les dan tortas, por ejemplo, pero a algunos no les gusta la leche y se quedan sin comer”, indicó Carlos que es ordenanza en esta institución.

Comentó que hay muchos chicos que no cenan el día anterior y se quedan con hambre por lo escaso de la merienda. “Las raciones son más chicas y es doloroso verles la cara a los nenes, porque te das cuenta que lo necesitan realmente”, advirtió agregando que suelen quedarse sin queso y que los estudiantes de algunos grados terminan comiendo pan.

Marina es mamá de alumnos de la escuela Procesa Sarmiento de Maipú y dijo que en general les alcanza a todos los chicos y que a veces sobra para darles otra ración a los que tienen mayores dificultades económicas en su casa.

“En la escuela no se hizo un relevamiento formal, solo pasaron por los grados preguntando quien quiere la merienda o quien no. Y otra cosa que pasa es que los chicos no están tomando leche porque no la quieren. Siempre prefieren el té”, comentó Marina y dijo que en los últimos tiempos se incrementó la cantidad de manzanas y naranjas en el desayuno.

Martín, que es celador en Junín, aseguró que siempre se les ha dado igual cantidad a los 240 chicos que pidieron la ración en su escuela. “Sabemos que hay dos o tres chicos que no desayunan en sus casas y a ellos les tratamos de dar más. También intentamos hacer rendir más las porciones”, aseguró indicando que ha escuchado que los proveedores se quejan porque es mucho el tiempo que el Gobierno tarda en pagarles.

Sonia Mazuzzo trabaja en un CEBJA y en una escuela primaria de Godoy Cruz. Respecto del CEBJA dijo que nunca recibieron ningún tipo de ayuda, pese a que van niños de 14 años y hasta de 12 cuando ya no pueden permanecer en una escuela común.

“Te encontrás con montones de chicos que dicen que les duele la cabeza por no haber comido. De hecho, los viernes hacemos una colecta entre los docentes para poder hacerles pizza o pororó”, informó.

En tanto, de las primarias dijo que las raciones nunca alcanzaron a cubrir la totalidad de chicos que las necesitan y que si antes se cubría un 80% ahora alcanza para un 50%. “Hay casos en que se tiene que cortar una tortita en cuatro para que les toque a todos”, remarcó.

Afecta la calidad
Claudio Luna de la Asociación de Panaderos dijo estar al tanto de esta problemática y advirtió que el Gobierno no ha dado los aumentos correspondientes, haciendo peligrar la provisión de alimentos. “Está afectando el reparto y la calidad”, destacó.

Luna dijo que el aumento de 15% que les otorgaron no alcanza para seguir manteniendo la misma oferta a las escuelas. “Si la leche ha subido entre 20 y 25% ¿qué podemos hacer con un 15% de aumento?”, se preguntó.

Por último señaló que si bien están cobrando 11 pesos por merienda, deberían alcanzar los 14 pesos para poder brindar la misma cantidad y calidad. Diferencia que no llega a cubrirse. “Lo peor es que hay una amenaza de dejarte sin trabajo”, contó.

Total de meriendas, almuerzos y refuerzos
Según informó el gobierno escolar a este diario, cada día se sirven 45.708 almuerzos para alumnos primarios, 135 de jardines de infantes y 6.485 para jardines maternales. Además se sirven 81.406 meriendas para alumnos de primaria, 25.895 de jardín, más 10.292 para jardines maternales.

Hay 100 más para chicos de jardines maternales que están en edad de ir a la primaria y 17.026 para alumnos de secundaria. Las meriendas reforzadas de alumnos de jardín son 280, a las que se suman 952 en los jardines maternales y 60.547 que se distribuyen entre alumnos de primaria y 8.091 entre secundarios.

De las meriendas simples se distribuyen 12.796 y un panificado a 683 niños. Además, se distribuyen 3.458 viandas (almuerzos) entre alumnos de escuelas de jornada extendida que no tienen cocina para elaborar.

“No es generalizado”
Claudio Sciola, subsecretario de administración de la Dirección General de Escuelas dijo que no tienen noticias de quejas porque las raciones hayan disminuido su tamaño. “Puede ser que algún proveedor se esté haciendo el vivo y entregue menor gramaje, pero no es algo que sea generalizado”, destacó.

Aseguró que el presupuesto de las meriendas escolares aumentó 20% respecto del año pasado y que se están otorgando las mismas raciones que hace dos años. “También entendemos que es una situación dinámica, donde los chicos suben y bajan en la necesidad de meriendas”, aclaró.

Respecto de algunas denuncias relacionadas con el robo de alimentos por parte de los adultos de las escuelas, el subsecretario Sciola aclaró que no han tenido denuncias formales aunque sí de situaciones en que la mercadería se arruinó, por ejemplo, por cortes de luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here