Piden la despenalización social del trabajo sexual, marco legislativo y alternativas laborales. También habla Jimena Barón

La Asociación Meretrices de la Argentina en Acción por Nuestros Derechos (AMMAR) anunció que realizará un proyecto de ley para la legalización del trabajo sexual y pidieron al estado la implementación de “políticas públicas y alternativas laborales para aquellas personas que quieran otra opción”.

“No vamos a retroceder los 25 años que llevamos de organización sindical”, sostuvo la secretaria General Nacional de AMMAR, Georgina Orellano, en una conferencia de prensa realizada en la sede de la Asociación. Adelantó también que pedirán la “reforma de la Ley de Trata que criminaliza a muchas compañeras por el solo hecho de organizarse”.

Orellano afirmó que AMMAR “es parte de un movimiento obrero” y acusó a los que estigmatizan y generan una “criminalización hacia la única herramienta que es la sindical, que como trabajadores y trabajadoras supimos construir”.

“La única salida es colectiva, sindical y política”, sostuvo y agregó que “el Estado no debe mirar para otro lado”. La secretaria de AMMAR informó que “en el próximo mes haremos un plenario para acelerar el proceso de discusión en el Congreso Nacional para la despenalización social del trabajo sexual y en un marco más legislativo para seguir trabajando en mejores condiciones laborales”.

“En una o dos semanas más no se hablará más de nuestra vida, no han mejorado las condiciones laborales ni le han salvado la vida a nadie”, afirmó Orellano en referencia a la repercusión mediática que tuvo la viralización de la campaña de publicidad que realizó la actriz y cantante Jimena Barón para promocionar su nuevo tema denominado “Puta”, en la se la podía ver posando al lado de un afiche con la estética que utilizan las redes de prostitución.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: nuevo record de contagios con 7.513 casos y 147 muertos

“Nos solidarizamos con Jimena Barón y que nunca más se hostigue a nadie que quiera levantar la bandera de los derechos a decidir sobre nuestros propios cuerpos”, finalizó Orellano. Por último, Orellano consideró que si el Estado no se involucra, “vamos a seguir trabajando en la clandestinidad sin reconocimiento de ningún derecho y expuestas a la violencia policial y simbólica”.

Por otra parte Jimena Barón reapareció después de haber suspendido varios shows en el interior por el escándalo que desató su campaña publicitaria en la calle. Pidió perdón publicamente, se metió de lleno en las reflexiones que se desencadenaron a partir de ella y explicó por primera vez qué era lo que estaba buscando con la promoción y publicación de su tema «puta».

“La guerra no es entre nosotras, la lucha es contra el machismo, con el patriarcado”, enfatizó luego de haber estado en boca de todos y de haber sido objeto de análisis de distintos sectores del feminismo enfrentados por los debates en torno a la prostitución.

La artista se refirió específicamente a la canción “puta”, aquella que decidió promocionar con “papelitos” que imitan la estética de las trabajadoras sexuales y prostíbulos. Antes de adentrarse en los debates, pidió disculpas. “Quisiera pedir perdón si alguien se sintió ofendido, herido, si herimos susceptibilidades quisera pedir perdón”, empezó su video.

Allí además detalló que el objetivo de su tema era otro, que su intención “es y será defender la libertad de las mujeres”, de todas, e incluyó a aquellas que no piensan como ella o las que eligen cosas disntintas a las que ella eligiría. “Mi canción es para la mujer a la que quieren hacer sentir mal por cómo está, cómo decide ser y cómo se viste, por sus decisiones”, amplió, al destacar que escribe siempre “para que la mina se sienta mejor”.

LEÉR MÁS  Coronavirus: en 24 días Argentina duplicó la cantidad de muertes

Luego, reflexionó sobre el impacto que generaron sus afiches dentro del feminismo. Dijo que su intención es siempre la de “ser menos hipócrita y mejor persona”, usar su voz “para poner el cuerpo por otras que son minorías y que tienen necesidades que yo no tengo”.

“Creo que el feminismo, del que tanto se está hablando en estos días, debería tratarse de eso, de la otra, no de lo que necesito yo. Es un camino, un aprendizaje, tal vez lo hacen en sus casas, leen, piensan y se pueden equivocar. Un día piensan una cosa, otro día otra, ustedes hacen ese recorrido en su casa, yo en público bajo el ojo de muchísima gente”, siguió.

En ese sentido, evaluó que lo “más triste” de lo que ocurrió con su campaña fue la guerra dentro del feminismo. “No estoy al tanto de todo, sé que salió mucha gente a decir de todo, pero la violencia entre nosotras no, ni lo digo por mí, sé que hay mujeres que salieron a hacerme mierda, no las puteen. La guerra no es entre nosotras, la lucha es con el machismo, con el patriarcado, tenemos que estar juntas, incluso cuando nos equivocamos, cuando no estamos de acuerdo y cuando no es por nosotras”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here