MUEREN 58 INMIGRANTES EN EL MAR. Intentaban huir de la miseria y la guerra.

Son 58 los migrantes que murieron y otros 10 permanecen en grave estado después de que el bote con el que buscaban alcanzar las islas Canarias, en España, se hundiera frente a las costas de la ciudad mauritana de Nuadibú (noroeste), en el océano Atlántico.

El naufragio fue confirmado por el Ministerio del Interior de Mauritania y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que precisaron que otros 83 migrantes salvaron sus vida nadando hasta la costa del país africano.

El gobierno mauritano informó en un comunicado que a bordo de la embarcación viajaban entre 150 y 180 migrantes, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años y procedentes de Gambia, según el testimonio de los supervivientes, con los que también ha contactado la OIM.

LEÉR MÁS  NIÑOS HAITIANOS HIJOS DE LOS CASCOS AZULES. HISTORIAS DE VIOLENCIA POBREZA Y PODER

Esa organización explicó que los migrantes habían partido el 27 de nviembre desde Gambia, un país sumido en una grave crisis política y económica de donde salieron y consiguieron llegar a Europa unas 35.000 personas, entre 2014 y 2018.

Al parecer, la precaria embarcación se quedó sin combustible y naufragó a unos 25 kilómetros de la costa mauritana, según la agencia de noticias oficial AMI. «Nuestra prioridad es atender a los supervivientes y darles el apoyo que necesitan», confirmó la jefa de la misión de la OIM, Laura Lungarotti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here