Vecinos, agrupaciones de derechos humanos y docentes se manifestaron esa tarde en Munro, en el partido bonaerense de Vicente López, para pedir justicia en el caso de la joven que fue abusada por seis hombres dentro de un auto en el barrio porteño de Palermo. En la movilización, denunciaron que “el abuso es pandémico” y exigieron la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en todas las instituciones educativas.

La manifestación fue organizada por Las Rojas (MST), el Movimiento Mayo, Lealtad y la Comisión de Derechos Humanos de Munro, junto con la docente Micaela Iaconis. Se concentraron en la esquina de Mitre y Vélez Sarsfield, con carteles que decían “Agradezcan que pedimos justicia y no venganza” y “Si nos tocan a una nos tocan a todas”.

Iaconis, docente de Educación Sexual Integral (ESI) en Munro, dijo a Télam que “el abuso es pandémico, y ni hablar de la violación, por lo que necesitamos políticas públicas y la implementación de la ESI”. La docente del Instituto de Educación Integral de Munro se puso al frente de la organización luego de recibir llamados de exalumnos tras conocer el caso.

“Hay que reubicar a la cultura de la violación, hablar de manera transversal sobre este tema y desde la educación inicial”, afirmó la psicóloga clínica. “Necesitamos que no ocurra más, y por eso trabajamos en prevención”, dijo, y añadió que “la ley Micaela y la perspectiva de género debe estar presente en todos los ámbitos, sobre todo en las instituciones educativas”.

Por el hecho, fueron detenidos seis jóvenes de entre 20 y 24 años acusados de abusar sexualmente en grupo de una joven en el interior de un auto, donde además las autoridades secuestraron marihuana y pastillas de LSD.

Los seis detenidos fueron identificados por la policía como Ángel Pascual Ramos (23), Tomás Domínguez (21), Lautaro Pasotti (24), Ignacio Retondo (22), Alexis Cuzzoni (20) y Franco Lykan (24). Retondo y Lykan, según lo informado, viven en la zona donde se realizó la movilización. Los detenidos quedaron acusados del delito de «abuso sexual», a disposición del Juzgado Criminal y Correccional 21, a cargo de Marcos Fernández.

La UNSAM suspendió a dos de los acusados por la violación grupal en Palermo

Dos de los seis hombres que integraban la patota que violó a una joven de 20 años en Palermo fueron suspendidos temporalmente de la Universidad Nacional de San Martín, casa de estudios a la cual asistían como estudiantes. «En nombre de toda la comunidad de la UNSAM repudiamos enérgicamente el accionar de este grupo de personas», expusieron en un comunicado. Los seis imputados, todos ellos de entre 20 y 24 años, quedaron detenidos por abuso sexual, en la causa que investiga el juzgado Criminal y Correccional N°21.

Además en el documento se informa que el rectorado decidió, en primera instancia, la suspensión de los alumnos acusados del abuso sexual, al mismo tiempo que se les inició un sumario administrativo.

«Asimismo el sumario que se les inicia a los estudiantes puede derivar en una suspensión mayor o en su expulsión de la casa de estudios», agrega el comunicado, en el cual se aclara que la universidad cuenta con un Protocolo en casos de violencia de género y una Secretaría para promover «la reflexión y acción para la prevención y la erradicación de todas las formas de violencia».

Marcha en Murno

Vecinos, agrupaciones de derechos humanos y docentes se manifestaron esa tarde en Munro, en el partido bonaerense de Vicente López, para pedir justicia en el caso de la joven que fue abusada por seis hombres dentro de un auto en el barrio porteño de Palermo.

En la movilización, denunciaron que “el abuso es pandémico” y exigieron la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en todas las instituciones educativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here