MENDOZA AL BORDE DEL COLAPSO SANITARIO

El panorama epidemiológico en la provincia es cada vez más grave. La ocupación de camas de terapia intensiva llegó al 90% en el Gran Mendoza y el sistema de salud está al límite del colapso. “La situación sanitaria de Mendoza es crítica. El dato que nos preocupa es que están ingresando muchos menores de 55 años a terapia intensiva», señaló Rodolfo Suárez, gobernador radical.

El incremento de casos, sobre todo en los últimos días, encendió las alarmas de la gobernación. De acuerdo a los informes sanitarios de la provincia, el factor ocupacional al 21 de agosto era del 70,59% en el Gran Mendoza y llegó esta semana al 90%. De las 350 camas de terapia intensiva desplegadas en todo el territorio mendocino, el 78% están ocupadas.Asimismo, el grupo etario más vulnerable frente a la enfermedad sigue siendo el de los adultos mayores. El 86% de los fallecidos tiene entre 60 y 89 años y las personas de más de 90 representa el 10%.

«Muchos subestiman al virus y no le prestan atención» afirmó el mandatario local y anticipó medidas más restrictivas: «Nosotros tenemos que bajar la circulación si o si para que el sistema pueda seguir respondiendo».

LEÉR MÁS  Mendoza: se oficializó el cambio de horarios comerciales y la flexibilización para restaurantes

El jueves pasado, el presidente Alberto Fernández le recordó al gobernador mendocino que él había planteado sus preocupaciones por la evolución de casos en la provincia: «Advertí cómo se estaba duplicando y esto fue lo que pasó en estas últimas semanas», aseguró el mandatario y remarcó que «si todo está abierto lo que la gente siente es que puede salir y vincularse. Y por más que se use barbijo hay un estado natural de relajamiento».

En las próximas horas, el gobernador Suárez va a establcer a través de un decreto una serie de restricciones a distintas actividades habilitadas, con el fin de evitar el colapso del sistema de Salud. En total, desde que se inició la pandemia, hubo más 6.500 casos positivos en la provincia.

 

Las actividades comerciales, los espacios gastronómicos y casi todos los rubros empresariales están activos desde que se modificó la estrategia de «aislamiento» por «distanciamiento» y desde que oficialmente se recomendaba a los habitantes de la provincia que se «cuidaran» pero apelando a la decisión individual y no a normativas de cumplimiento obligatorio. Por otra parte se permitieron e inclusive, se fomentaron, marchas de protesta a la política sanitaria de la administración nacional. Marchas que no tuvieron ni control sanitario, ni distancia, ni acciones de cuidado. Incluso hasta la policía provincial y los agentes municipales cuidaban a quienes infringían toda normativa y recomendaciones de las autoridades sanitarias. Varios líderes ligados al gobierno participaron de la convocatoria y se mostraron en el lugar de reunión. Uno de los más destacados fue el socio de la coalición gobernante de la provincia, Omar De Marchi, diputado nacional y presidente del partido PRO en Mendoza, con su clásica arenga anti popular y contraria a cualquier acción de control estatal. En sus comentarios trató de «maricones» a quienes no participaban de la marcha y quince días después se produce el casi colapso sanitario local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here