Más de 745 mil personas murieron o sufrieron ACV después de trabajar 55 o más horas semanales en un año

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo, publicado en la revista Environment International, a lo largo de un año casi 400 mil personas murieron de un derrame cerebral y otras 347 mil por una enfermedad cardíaca, luego de haber trabajado al menos 55 horas por semana.

El estudio, presentado hoy, no está referido a la pandemia covid-19, ya que es anterior, y comprende un período de casos producidos en 2016, luego de una exposición a tareas de más de 55 horas semanales en ese período.

Los autores sintetizaron datos de decenas de estudios con cientos de miles de participantes. «Trabajar 55 horas o más a la semana representa un grave peligro para la salud», subraya la doctora María Neira, directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS. «Es hora de que todos -gobiernos, empleadores y trabajadores- finalmente reconozcamos que las largas horas de trabajo pueden causar muertes prematuras», añade.

LEÉR MÁS  La Anmat prohibió la comercialización de un queso

El estudio fue publicado con el título de «Carga mundial, regional y nacional de cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular atribuible a la exposición a largas horas de trabajo en 194 países, 2000-2016: un análisis sistemático de las estimaciones conjutnas OMS / OIT de la carga de enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo».

Los  investigadores concluyeron que trabajar 55 horas o más a la semana se asocia con un aumento del 35% del riesgo de un accidente cerebrovascular (ACV) y del 17% de morir de una cardiopatía isquémica, comparado con una persona que trabaja entre 35 a 40 horas semanales.

En 2016, a nivel mundial, 488 millones de personas estuvieron expuestas a largas jornadas laborales de 55 o más horas semanales. Como resultado del período analizado, según el estudio, 745.194 muertes son atribuibles a la carga horaria, y calcularon en 23,3 millones de AVAD por cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular. AVAD es el cálculo de años perdidos por discapacidad, enfermedad o muerte prematura. Estas cifras representan casi el 5% (4,9%) de todas las muertes, y casi el 7% (6,9%) de todos los AVAD en ese período en el mundo.

LEÉR MÁS  Según Novavax, su vacuna tiene una efectividad del 90%, incluso contra nuevas variantes

El estudio también analiza la proyección entre 2000, 2010 y 2016, y refiere que el número de defunciones debidas a cardiopatías relacionadas con las largas horas de trabajo aumentó 42%, cifra que se eleva al 19% en el caso de los accidentes cerebrovasculares.

La mayoría de las muertes registradas se dieron en personas de 60 a 79 años, que trabajaron 55 horas o más por semana cuando tenían entre 45 y 74 años.

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here