La enfermedad neurodegenerativa afecta principalmente a personas mayores de 60 años y los hombres tienen más factores de riesgo. El caso del periodista Emiliano Pinsón, que sufre el mismo tipo de Parkinson que el Indio Solari. Cómo identificar los primeros síntomas.

El periodista deportivo Emiliano Pinsón reveló que sufre Mal de Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa que afecta los movimientos, coordinación, tono muscular y el equilibrio. En la Argentina se estima que la padecen unas 100 mil personas. Cuáles son los primeros síntomas, cómo son los tratamientos y qué ocurre con las investigaciones para hallar una cura.

Pinsón tiene 50 años y contó que fue diagnosticado con el mal de Parkinson hace unos meses, luego de someterse a una serie de estudios del sueño que arrojaron un mal resultado. “Me hice otro estudio porque me sentía raro físicamente, cuando fui a Fleni en febrero de 2021 me diagnosticaron Parkinson y ahí entendí todo”, afirmó.

“Aparece porque sí, con este tipo de Parkinson tenés movimientos robóticos, yo tengo uno leve, estoy medicado y es de por vida, crónico. Te jode para ir al baño, para comer, para abrir una puerta, se mete por todos lados”, relató.

Qué es el Mal de Parkinson

El mal de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que provoca la muerte de una serie de células del cerebro que controlan los movimientos y la coordinación, lo que provoca temblores y dificultades de diverso tipo para caminar y moverse. Cuando se presenta el mal de Parkinson, las neuronas que producen dopamina comienzan a morir lentamente.

Sin ese químico cerebral, no pueden enviar los mensajes apropiados a los músculos para controlar los movimientos. El daño que produce va empeorando con el paso el tiempo y, si bien a lo largo de los últimos años la ciencia desarrolló tratamientos, por ahora se desconocen cuáles son las causas que producen el desgaste de las neuronas y no hay cura.

Un informe de la Clínica Mayo, de los Estados Unidos, precisa que los adultos jóvenes rara vez padecen el mal de Parkinson, y que es más común que se manifieste a partir de los 60 años. 

Los hombres son más propensos y de acuerdo a las investigaciones, la exposición constante a herbicidas y pesticidas puede aumentar ligeramente los riesgos.

Los síntomas del Mal de Parkinson

Al principio, los síntomas de la enfermedad suelen ser leves, como por ejemplo un temblor, o una ligera sensación de que el pie o una pierna tienen rigidez o arrastre. También aparece como incipiente síntoma un temblor en la mandíbula.

A nivel general, otros síntomas más destacados son los problemas en el equilibrio, la rigidez y dolores musculares, la presión baja al levantarse, el habla más lenta y la voz monótona, babeo, postura encorvada y otros achaques corporales.

También aparecen entre los síntomas a mirar como alertas la falta de expresión facial, la incapacidad para escribir claramente.

En el caso de los movimientos, aparecen dificultades para comenzar a caminar o pararse de una silla y para continuar con los movimientos. Más adelante, aparecen otras complicaciones, como dificultades para comer, problemas con las extremidades y temblores.

Otros síntomas pueden ser la ansiedad, el estrés, la tensión, confusión, demencia, desmayos y pérdida de memoria. En concreto, el mal de Parkinson en etapas avanzadas provoca una gran dificultad para realizar actividades cotidianas, como comer, caminar o simplemente estar en reposo.

Sin cura para el mal de Parkinson

Como Pinsón, en la Argentina viven alrededor de 100 mil personas con mal de Parkinson. A nivel mundial, uno de los casos más famosos fue el del actor Michael Fox, que incluso impulsó campañas y donaciones para personas afectadas por la enfermedad.

En el país, uno de los casos resonantes fue el del “Indio” Solari. El músico contó años atrás que padecía la enfermedad. En pleno concierto, reveló: “Míster Parkinson me persigue los talones”.

Hace poco, en declaraciones a una radio española, el «Indio» Solari habló sobre su estado de salud y dijo que el Parkinson es una enfermedad «muy jodida e invalidante». «Se nota la progresión del Parkinwson», sostuvo, aunque aclaró que está en tratamiento y que por ahroa no leimpide «en absoluto» trabajar en sus pinturas, la letra y su música.

Por ahora no existe cura para el mal de Parkinson, aunque sí tratamientos que permiten mejorar la calidad de vida de las personas enfermas. En abril pasado, en el marco del Día del Mal de Parkinson, el médico del Programa de Parkinson y Movimientos Anormales del Hospital de Clínicas, Ricardo Maiola, afirmó que se trata de la “segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente después del Alzheimer”. 

“Los primeros síntomas suelen ser pre-motores, como pérdida de olfato, trastornos en el sueño y el ánimo”, indicó. Luego, aparecen dificultades motoras, como lentitud, temblores, inestabilidad y rigidez.

En la Argentina, afecta al 1 por ciento de los pacientes mayores de 60 años y al 0,3 por ciento de la población general.

Como no existe una cura, los tratamientos apuntan a controlar y reducir el avance de la enfermedad. Por eso, se suelen recetan promotores de dopamina que estimulan los receptores cerebrales, potenciadores cognitivos para mejorar la función mental y disminuir la presión arterial.

El mal de Parkinson a nivel mundial

A mediados de junio pasado, un informe publicado de la OMS develó que los casos de Parkinson se duplicaron en los últimos 25 años. Además, el organismo alertó que las tasas de muerte y discapacidad asociadas a este mal aumentaron más rápido que otras enfermedades neurológicas.

Estos indicadores empeoraron si las condiciones de atención y seguimiento de la enfermedad no fueron los adecuados, hecho que ocurre en los países más empobrecidos.

Según el Atlas de Neurología de la OMS publicado en 2017, en países de bajos ingresos había 0,03 neurólogos por 100.000 habitantes, mientras que los países ricos contaban con 4,75 cada 100.000 habitantes.

Según la OMS, en 2019 había 8,5 millones de personas con Parkinson, de las cuales 329.000 fallecieron. Estos números superaron en más de un 100% a los registrados en el año 2000.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here