La Organización Mundial de la Salud (OMS) llevó a 228 los casos de la hepatitis infantil de origen incierto registrado en niños en todo el mundo, mientras que sigue analizando decenas de informes sobre nuevos contagios, informó la organización.

El portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, dijo que al 1 de mayo se registraron 228 casos en 209 países y que, a la vez, “otros 50 están investigándose».

La mayoría de los casos se registran en Europa, especialmente en Reino Unido, pero los especialistas todavía no lograron establecer el origen de estas hepatitis.

El organismo detalló que el 5 de abril se informaron 10 casos de hepatitis aguda severa de origen desconocido en niños de menos de 10 años en el centro de Escocia. Tres días después, añadió, ya se habían identificado 74 casos en Reino Unido.

Esta hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos, dolores abdominales. En algunos casos, los pacientes requirieron trasplante de hígado, y al menos un niño falleció.

Los virus comunes de la hepatitis no se registraron en ninguno de los casos, detallaron los expertos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la OMS.

En Estados Unidos, un análisis de estos “misteriosos casos de hepatitis”  llevó a las autoridades sanitarias a adviertir que su origen podría ser un patógeno común llamado adenovirus 41, aunque hasta el momento la hipótesis no fue confirmada.

Los adenovirus, normalmente banales, provocan problemas respiratorios, conjuntivitis o trastornos digestivos, son más frecuentes en invierno y se transmiten fácilmente en guarderías infantiles y escuelas. La mayoría de los seres humanos se infecta antes de los 5 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here