LA FÁBULA DEL CONEJO PATAS CORTAS Y DON CARMELO por Emilio Vera Da Souza

La fábula del Conejo Patas Cortas y Don Carmelo
por Emilio Vera Da Souza

 

Había una vez un animalito no muy simpático de patas cortas, el Conejo, que mientras era intendente y candidato fue a la casa de Don Carmello a pedirle un favor …le dijo: «necesito que metas preso al Hombre Lobo así la gente se asusta mucho y como yo soy un Conejo bueno, me vota a mi….”
Carmelo, que era un fiscal muy muy muy especial, le dijo que no… que solo podía meter preso al Hombre Lobo si podía comprobarse algún delito.
El Hombre Lobo, más que comerse a la abuelita y perseguir a Caperucita Bermella, le gustaba llevarse las cosas del bosque a su casita… con su esposa y su adorada suegra) “Si el Hombre Lobo hace algo que estuviera tipificado en el código penal va preso… Penal y a doce pasos.
Entonces el Conejo de Patas Cortas se enojó mucho con Don Carmello y le dijo que la venganza tiene patas cortas… Don Carmelo le dijo…»Noooo… la mentira tiene patas cortas…” y Conejo respondió: “yo te voy a enseñar…cuantos pares son tres botas” le dijo… y se fue muy muy enojado hasta que un tiempo después llegó a su casita nuevo de calle Peltier 351 y se quedó muy tranquilo en el Cuarto Piso… porque como el andaba siempre al ras del suelo, desde más alto veía mejor.
Pasaron los días y el Conejo le llamó a su empleado, un hombre que procuraba cosas y le pidió que cumpliera su deseo de venganza… el señor que procuraba cosas le dijo que la venganza no es buena, porque tambien es ilegal…pero el Sr. Conejo se enojó y le obligó a usar unas llamadas telefónicas que eran de otra causa y que mencionan al fiscal Carmelo…
Con esos elementos el que procuraba cosas inició un intento de acusación en un lugar que se llama la Magistratura… y como Carmelo tenia muchos amigos en ese bosque, que conocían que era honesto, roquero y generoso… no pudieron hacerle nada con esos elementos para ejecutar la venganza porque Carmelo no había cometido ningún delito…
Entonces el que Procura las Cosas y el Conejo, lo sacaron de su lugar de Fiscal muy muy especial y lo trasladaron a una oficina tristísima donde casi nunca pasa nada, y luego a otra…
Pasó el tiempo y el Sr. Conejo de Patas Cortas dejó su oficina en el cuarto piso de la calle Peltier y se fue a otra que queda en Buenos Aires en Calle Rivadavia pasando Callao… casi en la esquina con Riobamba… y desde allí anda presidiendo comités, afilando palitos sentado en una piedra, mientras cada tanto dice algo de poca importancia pero de mucha repercusión y sigue negociando los restos de su partido con los chicos de zapatos puntudos y camisas celestes con cuentas en panamá… y asuntos pendientes en conflicto con la ley…
Colorín…colorado.

LEÉR MÁS  Mendoza tiene 310 donantes de plasma recuperados de COVID-19

Muchas Gracias.

PD. cualquier parecido con la realidad es pura imaginación del lector…. Conejo no es el ex gobernador, ex intendente, ex ministro de Seguridad y actual diputado nacional presidente de los restos de la Unión Cívica…
Carmelo no es el fiscal Mendocino acusado sin pruebas en el Concejo de ninguna Magistratura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here