La canasta básica, hipercalórica y poco nutritiva

Seis kilos de pan, siete de papa, casi uno y medio de fideos, más de seis de carne, sólo 270 gramos de queso y nada de agua. Esos son algunos de los alimentos que componen la canasta básica alimentaria propuesta por el Indec, con la que, se supone, un adulto de entre 30 y 59 años, de actividad moderada, cubre durante un mes sus requerimientos kilocalóricos y proteicos imprescindibles.

Todo por la suma de 482,67 pesos mensuales.

Como algunas de las cantidades parecían, a simple vista, por lo menos polémicas, Infobae.com consultó a dos médicas especialistas en nutrición, para conocer su parecer.

La médica nutricionista Mónica Katz consideró que »no están cubiertas las necesidades nutricionales de un adulto en un mes, pues mientras incluye 200 gramos por día de pan y galletitas, sólo hay 9 gramos de queso diarios, lo que representa una cuchara sopera de queso de rallar o una cuchara de té de queso untable».

En ese sentido, destacó que »existe un déficit de calcio en nuestro país, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del área materno infantil realizada por el Ministerio de Salud».

LEÉR MÁS  La emergencia alimentaria es ley y ahora debe cumplirse

Por su parte, Cecilia Garau destacó que »si de calorías se habla, se puede decir que la cantidad de calorías diarias están cubiertas, pero en alimentación no se trata sólo de cubrir la cantidad total de calorías sino de intensificar la calidad nutricional». Y consideró que »los alimentos propuestos en la canasta básica son principalmente de alta densidad calórica, nutricionalmente pobre, tendiendo a favorecer la obesidad y monótona».

»Mientras la canasta incluye sólo 266 gramos de vegetales por día, la Organización Mundial de la Salud recomienda como mínimo 400 gramos», ejemplificó Katz algunas de las falencias.

Asimismo, observó que sólo se calcula una ingesta de 40 centímetros cúbicos de aceite diario –es decir, dos cucharas por día–, »y eso no es suficiente para poder cocinar y condimentar ensaladas o vegetales».

Garau hizo hincapié en que »la mayoría de los alimentos son de alta densidad calórica». »Hay un exceso de harinas e hidratos de carbono y un exceso en el consumo de carne vacuna», dijo, al tiempo que consideró que es »escaso» el aporte de lácteos, hortalizas, frutas, pescado y aceite.

LEÉR MÁS  Organizaciones se ponen de acuerdo para diseñar una regulación legal de la marihuana basada en criterios de salud

»Los alimentos con nutrientes de alta calidad nutricional, como hortalizas, frutas, lácteos descremados, carnes magras de todo tipo, huevos, granos, harinas, legumbres, pan, vegetales y aceites vegetales, deberían representar un porcentaje cercano al 80% de las calorías totales –insistió–. El resto (20%) es el margen propuesto para productos de mayor densidad calórica y menor calidad nutricional, pero por lo analizado, en la canasta, esta proporción propuesta está invertida».

Para finalizar, evaluó la presencia de bebidas azucaradas en la canasta alimentaria: »Con respecto a las bebidas dulces, no son aconsejables, ya que su aporte es lo que se denomina ‘calorías vacías’ proporcionando sólo calorías sin beneficio nutricional. Hay demasiada evidencia científica que propone al agua como hidratación aconsejable, evitando así a la obesidad y las comorbilidades que ella presenta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here