No poder parar de jugar en internet o con una consola y desatender las amistades o el trabajo durante un año son considerados síntomas de esta problemática.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó este viernes la lista enfermedades mentales en la cual incorporó por primera vez la adicción a los videojuegos, según lo aprobado en una asamblea desarrollada en mayo de 2021.

La undécima Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS (ICD-11), que es utilizada por los profesionales de la salud para estandarizar su labor, codifica 1,6 millones de casos clínicos.

Lo publicado este viernes se trata de la primera revisión de la lista en 30 años, por lo que la anterior pertenece a un tiempo en el que este trastorno apenas existía.

LEÉR MÁS  Murió un camionero que fue apedreado por no sumarse a la protesta de transportistas

De esta manera, la OMS busca con esta inclusión mejorar las estadísticas sobre adicción a los videojuegos en el planeta, ya que antes de esta estandarización los estudios ofrecieron cifras enormemente variables sobre la prevalencia de este trastorno, que oscilan desde el 1 % de la población hasta incluso el 50% (en Asia).

La ICD-11, elaborada con datos de más de 90 países, es digital, sin versión en papel, e incluye también novedades en materia de medicina tradicional y salud sexual, según destacó la OMS en un comunicado.

Los síntomas de la adicción a los videojuegos

Según explicó el pasado año el jefe del equipo de la OMS que recopiló la lista, Robert Jakob, signos como no poder parar de jugar en internet o con una consoladesatender las amistades o el trabajo a causa de ello, en periodos superiores a un año, pueden ser síntomas de esta adicción.

LEÉR MÁS  Emiten alertas amarillas por nevadas y vientos en cinco provincias del país

La inclusión de este trastorno no estuvo exenta el pasado año de polémica debido a la pandemia de coronavirus. Por eso, la industria de los videojuegos alzó la voz, argumentando que no había bases sólidas para considerar esta adicción una enfermedad mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here