Joven asesinada por su novio. Otro caso de femicidio, con mucha violencia y crueldad en Catamarca.

Una joven de 24 años fue asesinada en Catamarca, y luego su cuerpo fue quemado en una parrilla, descuartizado y abandonado a la vera de una ruta catamarqueña por su novio, quien confesó el femicidio y se entregó a la policía.

El hecho sucedió ayer, entre las 4 y las 8, en un departamento situado en la calle Ayacucho norte, frente a la Universidad Nacional de Catamarca, donde Brenda Gordillo, de 24, fue atacada por su pareja, identificada por las fuentes como Naim Vera, de 19, (foto) hijo del cirujano Oscar Vera y la kinesióloga Marcela Menem. De acuerdo al relato del joven, atacó a golpes a su novia, la arrojó por las escaleras y, tras constatar que estaba muerta, la quemó en una parrilla, la desmembró y arrojó los restos en un contenedor ubicado a metros de su vivienda y a la vera de la ruta provincial 4, a la altura de la quebrada del río «El Tala». Luego le contó lo sucedido a un amigo y finalmente a sus padres, quienes decidieron llevarlo a la Brigada de Investigaciones de Catamarca, acompañado de un abogado, donde confesó lo sucedido a la policía y quedó detenido.

La investigación quedó a cargo del fiscal de turno, Hugo Costilla, quien ordenó recuperar el cuerpo de la víctima para realizar la autopsia y allanar el departamento de Vera en busca de evidencias.

De la autopsia realizada se determinó que la joven murió asfixiada con un trapo en la boca y no por las lesiones sufridas al caer por la escalera, como declaró el asesino, dijeron los voceros con acceso a la causa. Mediante el mismo estudio forense, también descartaron que Gordillo estuviera embarazada, según asegurara el femicida como motivo de una discusión.

El fiscal Costilla ordenó un allanamiento a la casa de Vera en busca de evidencias y el traslado del sospechoso a un centro asistencial para que sea cometido a análisis de sangre con el fin de constatar si estaba bajo el efecto de las drogas.

Iván, el hermano de Brenda, reclamó que espera que «se haga justicia con ese monstruo». Dijo que le resulta «inconcebible» la «frialdad» con la que actuó, cuando tras el femicidio fue a su casa y se presentó junto a su padre y un abogado ante la policía. Iván contó que su hermana fue vista por última vez con vida cuando salió la noche del sábado último y que ayer su familia se enteró de lo sucedido y, en su caso, por las redes sociales.

LEÉR MÁS  La ANMAT prohibió un alfajor de chocolate, una miel y un helado

«No volvió más y la encontraron calcinada, este monstruo la mató y estamos tratando de sobrellevarlo y esperamos que se haga justicia», expresó.

Tras recordar que el detenido, Naim Vera (19), es hijo de un reconocido cirujano de la ciudad de Catamarca, Iván pidió «que no se oculte nada». «Este tipo la mató, se fue, descartó todo, se lavó las manos, se bañó y se presentó con el padre y el abogado como si nada, como si hubiese chocado a un perro», manifestó el joven.

Según informó el diario El Ancasti, a las partes inferiores del cuerpo de la víctima las tiró en un contenedor de basura cerca del lugar en el que ocurrió el hecho, en tanto que a la caja que contenía las otras partes del cuerpo, la subió a su camioneta para llevarla a un lugar más alejado.

A las 8:10, las cámaras de seguridad del Puesto Caminero Las Rejas registraron al asesino circulando en su vehículo por la ruta N° 4, a la altura del kilómetro 11, volviendo a su casa después de haber dejado a medio enterrar lo que quedaba del cuerpo.

En el medio del trayecto fue detenido por efectivos policiales que le pidieron los papeles de la camioneta y controlaron sus documentos, pero al notar que estaba todo en regla lo dejaron continuar su camino.

Ya de nuevo en el departamento, el joven llamó a un amigo abogado y le contó lo que había hecho. Luego, hizo lo mismo con su padre. Ambos lo acompañaron hasta la sede de la Brigada de Investigaciones, ubicada sobre la calle Tucumán, entre Chacabuco y Mota Botello, donde Vera se entregó cerca del mediodía.

El sospechoso quedó detenido en la División Infantería, mientras personal de Homicidios, dos médicos forenses y los peritos de las partes le realizaban una autopsia a la víctima para intentar determinar las causas de la muerte.

Una vez que se conozcan los resultados de los forenses, el fiscal del caso, Hugo Costilla, podrá determinar la calificación que se le imputará al joven. Personal de Criminalística y de la Unidad de Violencia de Género realizó una inspección en la casa en la que vive el joven, ubicada sobre la avenida Belgrano, también en la capital provincial, y secuestró ropa que podría servir para la causa.

También tomaron muestras biológicas para pruebas en laboratorio para determinar si hay compatibilidad de ADN con la víctima.

Iván descartó que su hermana estuviera embarazada, lo que fue ratificado por la autopsia, al igual que la causa de la muerte, que fue por asfixia. Consultado sobre la versión que dio el acusado al entregarse, que indicaba que Brenda había muerto al caer por las escaleras, Iván dijo: «No hay ningún indicio de lo que él dice, lo que nos dijo la autopsia es que la mató él, la asfixió y luego hizo lo peor de todo, inconcebible, no puede tener perdón, es indefendible lo que hizo».

El joven aseguró que en su familia están «destruidos» y que su madre está «fuera de sí», aunque tienen que «juntar fuerzas, seguir adelante y buscar Justicia».

Iván confirmó que Vera era novio de su hermana, aunque dijo que no lo conocía personalmente, y que según comentarios de amigos en las redes sociales «ya tiene antecedentes con otros casos».

Finalmente, dijo que irá a la marcha por Justicia convocada por el colectivo Ni Una Menos en la plaza 25 de Mayo de la capital provincial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here