INCENDIOS EN AUSTRALIA, ponen en peligro a turistas y pobladores alejados

Miles de personas están siendo evacuadas en Australia ante el avance de los incendios forestales, que afectan gran parte del sureste de la isla y que ya se cobraron la vida de 18 personas. Frente a los pronósticos de temperaturas superiores a los 40 grados en los próximos días, las autoridades declararon la emergencia y ordenaron la evacuación de varias ciudades, incluidas zonas turísticas. Los turistas tienen hasta 48 horas para abandonar algunos distritos de la costa.

Las altas temperaturas combinadas con ráfagas de viento y el avance de los incendios obligaron al gobierno australiano a declarar la emergencia en el estado de Nueva Gales del Sur.Frente a esa medida, miles de personas tuvieron que abandonar sus hogares, ya que se prevé que las llamas sigan avanzando en la costa meridional.

Las autoridades dispusieron la evacuación de varias zonas turísticas de la costa sudeste de Australia para evitar nuevas víctimas ante la llegada el sábado de una nueva ola de calor. En las últimas 48 horas murieron al menos ocho personas.

LEÉR MÁS  Coronavirus: recomendaciones para viajeros internacionales

Muchos turistas están bloqueados en ciudades costeras rodeadas por las llamas. Muchos se encuentran aislados en zonas sin electricidad ni comunicaciones y con pocas reservas de alimentos. «La evacuación de turistas será la más importante jamás realizada en la región», explicó el ministro de Transportes de Nueva Gales del Sur, Andrew Constance.

El servicio de bomberos le pidió los turistas que abandonen dos zonas costeras de unos 300 kilómetros de largo desde la ciudad de Nowra (a unos 200 kilómetros al sur de Sídney) hacia el sur y el estado de Victoria.

Desde que comenzaron los incendios se encuentran desaparecidas 17 personas, por lo que se teme que la cifra de víctimas fatales aumente.

El jefe de Bomberos, Rob Rogers, dijo no tienen capacidad para apagar ni controlar los incendios activos. «Hay tantos incendios en esta zona que no podemos contenerlos». «Tenemos que asegurarnos de que no quede nadie en el camino del fuego», dijo.

Las autoridades no pudieron contactar a todas las personas que viven en las regiones rurales más aisladas. Más de 400 casas fueron destruidas en los últimos días, un número que se espera que aumente a medida que los bomberos lleguen a los pueblos más alejados.

LEÉR MÁS  Trump ordena restringir las visas a extranjeras embarazadas

Para evacuar las grandes regiones demarcadas se desplegaron barcos y aviones militares. Un barco de la marina llegó a la ciudad costera de Mallacoota, donde muchas personas se refugiaron durante horas en la playa para escapar de las llamas que alcanzaron las casas cercanas en esa localidad.

«Hoy, las cosas deberían comenzar a moverse para los turistas de Mallacoota y para los habitantes que no se quieren quedar allí», afirmó Rogers. «Debido a la cantidad de personas llevará días o semanas», agregó.

Desde el comienzo de la temporada de incendios más de 1.300 casas fueron alcanzadas por el fuego. En total 5,5 millones de hectáreas fueron afectadas por los incendios, un área más grande que la superficie de Dinamarca o los Países Bajos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here