Grecia: Ahora los clubes del trueque

 

Es una imagen conocida por muchos argentinos: alguien obtiene leche o huevos pagando con una moneda informal creada al efecto. Para obtener esa moneda puede que haya aportado clases de idiomas, pintado casas o prestado su patio para fiestas Se lo puede ver en distintas ciudades: griegos acosados por las rebajas de salarios, aumentos de impuestos y temores por su futuro se las rebuscan con el trueque. Desde que se desató la crisis ha habido un boom en las redes de trueque, dice George Stathakis, profesor de Economía Política y vicedecano de la Universidad de Creta. El gobierno está tomando nota. La semana pasada aprobó una ley, propiciada por el Ministerio de Trabajo, para crear “formas alternativas de emprendedorismo y desarrollo local”.

 

Como la economía sigue contrayéndose, los griegos se preparan para lo peor. “Las cosas se pondrán muy mal el año que viene” dice Stathakis. El proyecto de presupuesto tramitado en el parlamento prevé una contracción del PBI de 5,5 % este año y de 2,5 % en 2012.

 

Las principales víctimas de la crisis son los jóvenes. Mientras los rescatadores internacionales y las autoridades vuelven a reunirse para podar más el presupuesto del 2012 y controlar el programa de austeridad puesto en marcha por el gobierno, los más jóvenes ya están pagando un pesado tributo con su desempleo. Según las estadísticas oficiales, el 32,9% de la franja de 15-29 años busca empleo. La cifra llega al 43% en la franja de 15-24, En Grecia, la tasa real de desocupación es 22 %, según Savas Robolis. profesor de Economía en la universidad Panteion de Atenas. Y un desocupado de cada dos tiene menos de 29 años.

LEÉR MÁS  Fernández dijo que "sobre fines de mayo" llegarían dosis de Astrazeneca producidas junto a México

 

Para muchos de esos jóvenes la solución es partir. Desde el inicio de la crisis económica, en el 2008, unos 50.000 griegos se fueron, dice Robolis. “Ingenieros, informáticos, arquitectos parten sobre todo para Gran Bretaña, donde hay oportunidades por la preparación de los juegos olímpicos”, señala. Unos 8.000 fueron a Alemania. El resto a Australia y otros países de Europa, estima.

 

“Qué ironía: hace medio siglo éramos los inmigrantes y ahora lo mismo. La historia se repite”, lamenta Dimitra, cuyo hermano se fue a Australia.

 

No se repite igual, corrige Robolis. A diferencia de los años 60, cuando miles de griegos partieron hacia el Norte de Europa para ocupar empleos poco calificados, esta vez se trata de una fuga de jóvenes titulados. Australia acaba de lanzar en Grecia un programa llamado “Las personas calificadas que Australia necesita”. Ingeniería y salud son los sectores más buscados.

LEÉR MÁS  Coronavirus: detectan por primera vez en Argentina a las variantes de India y Sudáfrica

 

El resto, los que resisten, tienen que arreglárselas con una economía en recesión. “No hay más Estado providencia en Grecia” dice Robolis. Las indemnizaciones por despido rondan los 400 euros al mes. La demanda de los sindicatos de prolongar su duración quedó atrás con la crisis. Algunos jóvenes regresan a las aldeas de sus padres, para trabajar en el campo, en ruptura total con su vida urbana y su formación.

The New York Times, Le Monde

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here