Francisco: »Pintar al Papa como si fuese Superman me resulta ofensivo»

Hace un año el argentino Jorge Bergoglio sorprendía al mundo convirtiéndose en el nuevo Papa. Doce meses después de ese hecho histórico, Francisco analiza sus primeros pasos en su pontificado y los desafíos que le esperan como el jefe de la Iglesia Católica.

En una entrevista concedida al diario italiano Corriere Della Sera, y replicada por el matutino porteño La Nación, el papa Francisco habló de las reiteradas llamadas que realiza a algunas personas que solía frecuentar en Buenos Aires. »Es un servicio, me sale así», explicó con simpleza.

Con respecto a Benedicto XVI expresó que »no es una estatua de museo» y que la figura de Papa emérito »es una institución a la que no estamos acostumbrados». Y reveló que habló con él la necesidad de lo mejor para la Iglesia era que Joseph Ratzinger »viera gente, que saliera y participara de la vida de la Iglesia». Y Añadió que »su sabiduría es un don de Dios».

»Yo en marzo pasado no tenía ningún proyecto para cambiar la Iglesia. No me esperaba, por decirlo de alguna manera, esta transferencia de diócesis. Empecé a gobernar buscando poner en práctica todo lo que había surgido en el debate entre los cardenales de las diversas congregaciones», explicó Francisco con respecto a su papel al frente de la Iglesia. »Y en mis acciones espero contar con la inspiración del Señor. Le doy un ejemplo. Se había hablado de la situación espiritual de las personas que trabajan en la curia, y entonces empezaron a hacer retiros espirituales. Había que darles más importancia a los ejercicios espirituales anuales: todos tienen derecho a pasar cinco días de silencio y meditación, mientras que antes en la curia se escuchaban tres rezos al día y después algunos seguían trabajando», agregó.

LEÉR MÁS  Piden captura internacional para el ex obispo Gustavo Zanchetta por ser presunto responsable de abusos sexuales

»Me gusta estar entre la gente, junto a los que sufren, y andar por las parroquias. No me gustan las interpretaciones ideológicas, una cierta mitología del papa Francisco. Cuando se dice, por ejemplo, que salgo de noche del Vaticano para ir a darles de comer a los mendigos de Via Ottaviano… Jamás se me ocurriría. Sigmund Freud decía, si no me equivoco, que en toda idealización hay una agresión. Pintar al Papa como si fuese una especie de Superman, una especie de estrella, me resulta ofensivo. El Papa es un hombre que ríe, llora, duerme tranquilo y tiene amigos como todos. Es una persona normal», expresó más adelante Francisco.

Por otro lado, Francisco aseguró que »los escándalos que perturbaron la vida de la Iglesia ya quedaron afortunadamente atrás». Con respecto a los escándalosd por abuso de menores, Francisco expresó que »son tremendos porque dejan heridas profundísimas».

LEÉR MÁS  No hay pruebas contra Julian Assange en Suecia

Con respecto al papel de la Iglesia dentro de un mundo globalizado expresó que la »actual globalización ‘esférica’ económica, y sobre todo financiera, produce un pensamiento único, un pensamiento débil. Y en su centro ya no está la persona humana, solo el dinero.»

En otro momento de la entrevista, Francisco habló de la familia moderna, de la cual dijo »que atraviesa una crisis muy seria». Y sobre el tema agregó: »Es difícil formar una familia. Los jóvenes ya no se casan. Hay muchas familias separadas, cuyo proyecto de vida común fracasó. Los hijos sufren mucho. Y nosotros tenemos que dar una respuesta. Pero para eso hay que reflexionar mucho y en profundidad. Es eso lo que están haciendo el consistorio y el sínodo. Hay que evitar quedarse en la superficie del tema. La tentación de resolver los problemas desde la casuística es un error, una simplificación de cosas profundas. Es lo que hacían los fariseos: una teología muy superficial. Y es a la luz de esa reflexión profunda que podrán afrontarse seriamente las situaciones particulares, también la de los divorciados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here