El Papa, contra de la despenalización de la droga

El Papa Francisco continúa su gira por Brasil. Este miércoles visitó e inauguró simbólicamente el Hospital San Francisco de Asis, destinado a la recuperación de exdrogadictos.

Allí, Francisco brindó un discurso en el que hizo alusión a las adicciones, y aseguró que »no es la liberalización del consumo de drogas, como se está discutiendo en varias partes de América Latina, lo que podrá reducir la propagación y la influencia de la dependencia química».

De esta manera, el Papa rechazó enfáticamente la liberación del consumo de drogas como forma de lucha contra »la plaga del narcotráfico».

Tras condenar con fuerza el flagelo del narcotráfico y exhortar a la sociedad a tener valor para detenerlo, Francisco llamó también a los jóvenes a »no dejarse robar la esperanza».

LEÉR MÁS  Las rejas de Brian (o los nuevos sentidos del poder) por Pablo Garciarena

»¡Cuántos mercaderes de muerte que siguen la lógica del poder y el dinero a toda costa! La plaga del narcotráfico, que favorece la violencia y siembra dolor y muerte, requiere un acto de valor de toda la sociedad», enfatizó.

»Es preciso afrontar los problemas que están a la base de su uso, promoviendo una mayor justicia, educando a los jóvenes en los valores que construyen la vida común, acompañando a los necesitados y dando esperanza en el futuro», sostuvo en su discurso.

Francisco hizo referencia a las políticas de la región para acabar con la criminalización de usuarios de drogas y despenalizar su tenencia para combatir al narcotráfico.

El tema ya es objeto de discusión en Uruguay, donde a principios de julio se aprobó en comisiones el debate para la despenalización de la marihuana. También lo es en otros países como México, Ecuador, Argentina, hasta incluso en Estados Unidos.

LEÉR MÁS  MILITAR NEGACIONISTA es ministro de seguridad de Salta

»Quisiera repetir a todos los que luchan contra la dependencia química, a los familiares que tienen un cometido no siempre fácil: la Iglesia no es ajena a sus fatigas, sino que los acompaña con afecto. El Señor está cerca de ustedes y los toma de la mano», concluyó el Pontífice.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here