El hijo de Hilda Molina agradeció al gobierno argentino

Tras reunirse esta tarde con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la residencia de Olivos. “Nos recibió con mucha sensibilidad, cariño y respeto; estaba tan contenta como nosotros. Más que con la presidenta, estuvimos reunidos con una madre de familia», expresó.

El hijo de la médica cubana Hilda Molina, Roberto Quiñones, dijo hoy que la familia »no tiene palabras para agradecerle al gobierno argentino» por las gestiones realizadas para que su madre pudiera ser autorizada por el Cuba para visitar la Argentina.

»La presidenta nos recibió con mucha sensibilidad, cariño y respeto; estaba tan contenta como nosotros», dijo el hijo de Molina en una conferencia de prensa llevada a cabo en la sala de conferencias de la quinta presidencial de Olivos, tras ser recibido por Fernández de Kirchner.

El encuentro con la Presidenta se desarrolló en el living de la residencia, se extendió por una hora y tomaron parte también la esposa de Quiñones, Verónica Scarpatti; y sus hijos Roberto Carlos y Juan Pablo.

Quiñones destacó que »tanto Néstor Kirchner como Cristina Kirchner siguieron desde muy cerca el caso», y agregó que »fue un logro de todos».

Quiñones remarcó que »nuestro pedido fue siempre de índole familiar y lo seguirá siendo así», y señaló que »lo importante ahora no es mirar para atrás sino para adelante».

Para el hijo de la médica cubana »cuando las gestiones son discretas, cuidadosas y respetuosas dan un mejor resultado», y expresó que »no hay que hacer política con este caso».

Quiñones informó que su madre »aprovechará el permiso de tres meses concedido por el estado cubano para estar en la Argentina» y desconoció qué hará después »porque eso es hacer futurología».

Asimismo, Quiñones agradeció »sinceramente» y »sin rencores, ni resentimientos» al presidente cubano, Raúl Castro, por autorizar a su madre a visitar la Argentina.

»Cuba nos ha hecho sufrir, pero es un gesto valioso este que se logró, que es mejor recibirlo tarde que nunca», indicó Quiñones, y agregó que »nuestro caso cierra un capítulo».

El hijo de la médica cubana opinó que »creo que empieza a haber un cambio en Cuba y deseo que estos permisos se revisen y haya una apertura para las restricciones vinculadas a temas humanitarios o de familia», aunque sostuvo que »no será de hoy para mañana sino que llevará un proceso».

Por su parte Scarpatti refirió que »desde 2003 Cristina Fernández viene trabajando en el tema como senadora y lo hace con mucho tacto y prudencia», y destacó que »mucho peso tuvo la sensibilidad de madre de la presidenta» en las gestiones realizadas por el gobierno argentino.

»Más que con la presidenta, estuvimos reunidos con una madre de familia», añadió Scarpatti en relación al encuentro de esta tarde con la Presidenta. Resaltó también que »tengo un gran respeto, cariño y admiración por el pueblo cubano» y remarcó que »las instituciones permitieron distraer esto».

La médica cubana llegará este domingo a las 6 de la mañana al país, tras las gestiones realizadas por la presidenta para que pueda viajar de Cuba a la Argentina a visitar a su familia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here