ECONOMISTAS QUE NO EMBOCAN NI UNA…Y SIGEN VENDIENDO SUS DATOS A CUALQUIERA QUE LOS QUIERA COMPRAR

Economistas de la city no sólo se limitan a tirar cifras que adelantarían la evolución de variables clave de la economía, orientando la expectativa social acerca de qué sucederá en un área muy sensible, sino que también se dedican con entusiasmo al declaracionismo. Opinan sobre diversos temas en los que, en algunos casos, sólo pueden exhibir ignorancia.

Los miembros de la secta denominada «libertarios» circulan por los medios como si fueran representantivos de un sector importante de la sociedad o de la comunidad de economistas. Las últimas elecciones presidenciales dejaron en evidencia que son una ínfima minoría. Sólo porque capturan audiencias que generan rating son convocados a los medios. Lo cierto es que colaboran para construir sentido en la comprensión de los fenómenos económicos y, más importante, el papel de payasos mediáticos que ejercen con placer hace aparecer moderados y serios a gran parte de los economistas ortodoxos.

Algunos casos destacados de declaraciones disparatadas de economistas del establishment de 2019 que, en comparación con los «libertarios», parecen sensatas, son las que siguen:

* Miguel Kiguel, director ejecutivo de Econviews: «Creo que el año que viene (2019) deberíamos tener cuatro trimestres consecutivos de crecimiento (los cuatro fueron negativos)». Y lo dijo porque «la economía argentina empieza con muchos mejores fundamentals». Entre ellos, «la política monetaria claramente ayuda a estabilizar el tipo de cambio». (El Cronista, 13 de diciembre de 2018).

LEÉR MÁS  El Gobierno otorga $ 527,43 millones a obras sociales para compensar menores ingresos

* Miguel Ángel Broda: Dijo que la recesión terminó en el cuarto trimestre de 2018. «Caímos a una velocidad anualizada de 9,3 por ciento, tres veces la velocidad de las recesiones light del 2012, 2014 y 2016. La economía tocó fondo, pero lo más probable es que haya una slow motion recovery y nuestro modelo da una caída de 1,1 por ciento». No sólo utilizó giros idiomáticos absurdos y su modelo siguió fallando (la economía se derrumbó arriba del 3,0 por ciento en 2019), sino que dijo que «no es un programa picapiedra», en alusión a la expresión de Carlos Melconian. Se ilusionó con que «yo veo a este programa como el inicio de algo diferente; estamos mal, pero vamos bien». (El Economista, 14 de marzo de 2019, disertación en el Rotary Club).

* Carlos Melconian: Analizó el plan económico del Gobierno y pronosticó que «va a bajar la inflación a las piñas» pero que «no habrá crecimiento». La inflación 2019 no bajó: fue la más elevada desde 1991. Afirmó que «el plan picapieda intenta asegurar determinada estabilidad cambiaria y algún respiro inflacionario». No logró ni una ni otra. (Infobae, 17 de marzo de 2019).

LEÉR MÁS  Mariotto con Fontevecchia: "Si el gobierno fracasa, es porque no convoca al Peronismo"

* Fausto Spotorno, del Estudio Ferreres: Aseguró que «esperamos un crecimiento de 1,7 por ciento para 2019. Solo el agro aportará 2 puntos porcentuales. Ese es nuestro escenario base. El crecimiento de 1,7 por ciento podría ser aún mayor si la soja sube y si vemos alguna mejora en Brasil». (iProfesional, 7 de octubre de 2018). Nada de eso sucedió: la economía se derrumbó, la soja no subió y la economía brasileña no mejoró.

* Ramiro Castiñeira, de Econométrica: «Estamos trabajando con un rebote de la actividad producto de que el proceso recesivo es muy marcado este año (por 2018). Pero el año que viene (por 2019), con la cosecha y el supuesto de que las tasas bajan, esperamos que la actividad suba 1 por ciento» (iProfesional, 7 de octubre de 2018).


 

FUENTE: A. SAIAT. Diario Página/12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here