DE PORTEZUELO A REPÚBLICA: cuando ser opositor es ser separatista

De Portezuelo a República: cuando ser opositor es ser separatista
Por Eliana Gabay

En Europa desde fines los ’90 comenzó un proceso de autonomía de países que quedaron bajo la órbita de otros tras la segunda guerra mundial. Un ejemplo: Ucrania peleó por su autonomía de la vieja U.R.S.S. desde 1992.

Más actual es el intento de Cataluña de independizarse de España. Una pulseada distinta -en un contexto de crisis aguda del capitalismo y el libre mercado en bloques regionales como la Unión Europea- fue el triunfo del Brexit en el Reino Unido en 2016.

Pues bien, en la línea separatista se ubican las declaraciones del ex gobernador de la provincia de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien manifestó que nuestra provincia podría ser un país autónomo de Argentina y que se auto-abastecería. Estas expresiones las lanzó a los medios en contexto de escándalo por irregularidades en la licitación ganada por IMPSA para la construcción de la mega obra Portezuelo del Viento para el Sur emplazada sobre el Río Grande y que será financiada por la Nación a un costo de U$S1.000 millones.

El dirigente radical se animó a comparar a Mendoza con el Reino Unido para justificar su proclama separatista como discurso opositor al peronismo que gobierna la Argentina. Los cuestionamientos a la licitación que obtuvo IMPSA (una empresa salvada en 2014 por el Estado provincial y en 2018 por la Nación administrada por Macri a través del Banco Nación) y que tenía las de ganar porque concentra el 42% de la producción de turbinas para energía hidroeléctrica y en la cual el 35 % del paquete accionario está en manos de Enrique Pescarmona, quien en enero de 2020 quería deshacerse del mismo alegando la quiebra. La seguidilla de observaciones a la licitación citada condujo a la renuncia del funcionario Daniel Chicahuala, asesor y encargado en la gestión de Alfredo Cornejo del armado del concurso de la obra y, el exgobernador no lo recuerda cuando aspira a que seamos un país autónomo por sus diferencias políticas con la Nación y lo decidamos como ciudadanos en un referendo en pandemia.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: ya hay 13 provincias con transmisión comunitaria y solo 3 no confirmaron nuevos casos

Para que Mendoza sea un país independiente debería tener solvencia económica y no contar con recursos de la Nación, tendría que tener un 65% de los recursos no asociados a la actividad extractiva petrolera en alza, por ejemplo, convertirse en un paraíso fiscal para seguir fomentando el crecimiento de los servicios financieros en la provincia; porque desde diciembre de 2015 a diciembre de 2019 bajaron los ingresos por comercio y restaurantes y por turismo interno. También Mendoza debería contar con escasa deuda la cual subió de $ 12 000 millones en la finalización del gobierno de Francisco Pérez a $ 89.000 millones en la salida de la gestión de Alfredo Cornejo. Y la deuda flotante de Mendoza era de U$D 1.411 millones. El número surge de sumar U$D 737,5 millones de deuda en dólares más el pasivo en pesos.

LEÉR MÁS  Con 28 nuevos fallecimientos, la Argentina llega a 4.634 muertos por coronavirus

Otro dato de color, es que el exgobernador radical afirmó: “La verdad que no me gusta separarnos de la Nación, pero ellos están obligando a Mendoza a autoafirmarse en sus propios valores e identidades”. Parece que Cornejo cree que las mendocinas y los mendocinos sabemos el himno provincial, somos una población homogénea sin luchas por las identidades de los pueblos indígenas y la diversidad sexual, y que el 2 de marzo recordamos la fundación de Mendoza colgando los escudos en nuestras puertas y ventanas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here