CUIDADOS PÚBLICOS Y EGOÍSMOS PRIVADOS por Emilio Vera Da Souza

CUIDADOS PÚBLICOS Y EGOÍSMOS PRIVADOS

POR Emilio Vera DA SOUZA

No sabía cómo titular este escrito. Aun no lo sé. Le iba a poner “Contradicciones” o uno más evidente aunque muy grosero. Era: “No hay porongo que les venga bien”. 

Contradecir es la regla. No importa qué. No importa el autor. No importa si el que lo dijo es profesional, es autoridad, es desautorizado, es presidente o es el portero de la salida de emergencia. 

Contradecir, dejar que el otro se caiga, empujarlo, no ayudarlo a levantarse, pegarle en el piso, patearle la cabeza, insultarlo, amedrentarlo, no dejar de hablarle mientras está aturdido, lloroso, dolorido, mareado, jadeante, hipando, agitado, mientras se le caen los mocos, sangrante, avergonzado, amenazado. 

Si dicen que hay que limpiarse con jabón blanco, usan con perfume.

Si dicen que hay que usar alcohol en gel, usan alcohol puro.

Si dicen que es necesario no tocarse, le ponen lavandina.

Si dicen que la lavandina es solo para la superficies, se ponen en las manos y en el cuello.

Si dicen no darse las manos al saludar, se abrazan.

Si dicen no abrazarse, se besan.

Si dicen no besarse, no se besan.

No se sabe si se cogen. Nadie habla de recomendaciones sexuales a lo oscuro.

Si piden que no se pongan barbijos, se los ponen.

Si la pareja le pide que se pongan forro, prefieren no coger. 

Si fueran coherentes por su forma de actuar, morirían más hombres que mujeres y disidencias, ya que los muy muy machos no usan forro. Son forros. 

Si los especialistas sanitarios dicen que hay que suspender actividades con aglomeración de personas, quieren armar un recital. «No seas paranoico» me dicen.

Si suspenden las clases, se quejan porque no hay dónde dejar los chicos. Si no las suspenden se quejan porque no cuidan a los chicos.

Si promueven normas estrictas de higiene, en las escuelas, edificios públicos, casa de gobierno, municipios, hospitales y todos esos lugares tan agradables no hay una gota de jabón. Ni una foto de un jabón. Ni una burbuja de jabón.

Si la solución es andar solos y encerrados un tiempo, quieren a toda costa andar de visita y salir con alguien. 

Se han pasado todo el puto verano solas, pero quieren ir el viernes a ver teatro con las compañeras del secundario.

Leen todos los cartelitos de facebuk, pero no leen las recomendaciones del ministerio de salud. 

Leen las recomendaciones del ministerio de salud pero se las pasan por el culo. Eso sí: el culo limpio.

LEÉR MÁS  China lanzó una sonda para traer muestras de rocas de la Luna

No se les mueve un pelo si tienen que estornudar en el colectivo lleno. Pero putean al ministro por decir lo que hay que hacer. Hace cinco meses no tenían ni ministerio, ni presupuesto, ni política de salud, no había vacunas disponibles, cerraban servicios en los hospitales, cerraban hospitales, rescindían los contratos basura del personal de la salud. Ahora hacen marchas en la ciudad de más alta concentración de habitantes, pidiendo lo que hay, pero hace un tiempo ni soñaban. 

Piden cerrar las fronteras con los países vecinos. Pero los contagiados llegan desde Europa en aviones. 

Piden que nos abramos al mundo, pero el mundo no se interesa en nuestra generosa apertura. 

Nos dicen cómo debe ser la democracia, pero casualmente nunca eso se parece a lo que es democrático. Alemania son los paladines del liderazgo europeo pero su presidenta que lleva más años en el cargo que cualquier dictadorzuelo de color, ha declarado que en poco tiempo más del 70 por ciento de los alemanes va a contraer el virus. 

Cuba, una isla bloqueada porque no quiere elegir a sus autoridades por las urnas cada dos años pagando campañas por TV con candidatos a quien el menos peor, es una mierda. Ellos, aislados y solos, llenos de vagos que viven de su estado penoso que ni pinta las casas de La Habana, desarrollaron una vacuna y un tratamiento para el virus que se lo han entregado a los chinos. 

Qué país !!! Lleno de barbudos de mielda. Tienen más médicos por habitantes que la ciudad de Nueva York. De los 30 millones de niños que andan con hambre durmiendo en las calles de todas las ciudades del planeta, ni uno solo, ni uno, ni tan solo uno es cubano. 

Temen al virus pero no siguen ninguna recomendación para no contagiar ni contagiarse. Asumen conductas de riesgo pero piensan que eso los habilita a arriesgar a otros. No respetan ni a sus hijos cuando pierden el control y quieren que le apliquen el código penal al vecino que no se queda en su casa cuando recién llega de Italia. No compran en los supermercados chinos pero le dan besos a los cuñados cuando llegan al aeropuerto. 

Ahora son especialistas en salubridad e higiene. Hace dos semanas recitaban de memoria las reglamentaciones para el arresto domiciliario para jóvenes asesinos en banda. Hoy ni se acuerdan de quienes son ni que deporte practicaban. En pocos días los responsables se irán a sus casas gracias a la falta de interés del público presente. Quieren todo ya, como con las aplicaciones de delibery, pero no quieren pagar el costo extra. 

Quieren tener la cobertura del estado cuando el virus es mortal y no respeta límites ni clases sociales. Pero no se les ocurra que una mujer pueda tener acceso a prestaciones en hospitales, seguras, confiables, accesibles, de calidad, con protocolos basados en evidencia científica. No. Para eso no. Pagan servicios médicos carísimos y cuando entran en crisis sanitaria, son derivados a efectores públicos porque son los únicos que garantizan los cuidados necesarios. 

Hay muchos argentinos varados en diferentes puntos del mundo porque los vuelos comerciales han sido suspendidos. Aerolíneas Argentinas está realizando un plan para traerlos a casa. Para eso sirve tener una aerolínea de bandera. Cuando nadie puede cuidarte, la ley y el estado debe hacerlo. Como todos somos diferentes el estado debe protegernos por igual. Seguro algunos van a salir a los gritos a decir lo caro que nos sale traer los paisanos a casa… Cuando en las películas de guerra yankis se plantea que no dejan a nadie detrás de las líneas enemigas, ahí sí que les encanta.

LEÉR MÁS  Cómo continuará la mesa paritaria con los gremios estatales en Mendoza

Las consecuencias sociales de esta crisis mundial sanitaria ni siquiera han sido elaboradas por los analistas. Sistemas económicos basados en la especulación, transacciones internacionales que compran y venden flujos de dinero que no producen nada en ningún lugar del mundo y tantos etcéteras que no alcanza el espacio para nombrar. Todo eso va a rodar por la pendiente. Pero cuando nos den los detalles ya estaremos ocupándonos de la próxima crisis.

Los exámenes para detectar el virus los realiza un único hospital publico dependiente del estado nacional. Pero cada vez que un inmigrante necesita atención quieren que los expulsen del país y cierren los servicios.

No conocen el significado de las palabras: empatía, solidaridad y generosidad. No conocen la diferencia entre derechos ciudadanos, necesidades sociales, obligaciones individuales y compromiso comunitario. 

No hay vacunas para ese diagnóstico. 

No hay cura para tanta impostura.

Ni mal que arregle asuntos previos.

Nadie se salva solo con sangre ajena. 

 

_____

agradecimiento al humorista Daniel Paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here