Los incendios rurales continúan en Corrientes y se combaten por tierra y aire los focos ígneos que se registran especialmente en localidades del noreste y centro de la provincia, informaron fuentes de Defensa Civil. Desde el Ministerio de Medio Ambiente, su titular, Juan Cabandié, indicó que trabajan «en el fortalecimiento del Servicio Nacional de Manejo del Fuego para acompañar a las provincias en la prevención y combate de los incendios forestales».

El avance del fuego afecta plantaciones forestales, bosques nativos, pastizales y zonas de humedales en portales de ingreso a los esteros del Iberá, «algunos fueron controlados, pero la situación sigue muy mal y hay focos de gran magnitud que permanecen activos, como el de Paraje Galarza», aseguró el jefe de Operaciones de Defensa Civil, Orlando Bertoni.

El funcionario provincial dijo que las zonas más gravemente afectadas son Santo Tomé, Gobernador Virasoro, Paraje Galarza, Santa Rosa y Mariano I. Loza, Santa Lucía y Bella Vista» .

«En la zona de Mariano I. Loza, murieron muchos animales de corral que no pudieron escapar del fuego«, relató Bertoni y agregó que en paraje Galarza, los bomberos y brigadistas continúan trabajando sin pausa».

Al respecto, señaló que unas ocho dotaciones de bomberos están en esa zona, junto a brigadistas y aviones hidrantes.

En tanto, el director de Defensa Civil, Eulogio Márquez, señaló que el mapa satelital registra hoy «más de 20 focos ígneos» y consideró como uno de los más preocupantes el fuego que se desató en el casco urbano de la localidad de Santa Rosa.

Al respecto, el funcionario detalló en declaraciones radiales que «las viviendas estuvieron amenazadas» por las llamas, «pero el incendio ya fue controlado». «El fuego se inició por los residuos de un aserradero que está ubicado en el casco urbano de Santa Rosa», explicó Márquez en diálogo con radio Sudamericana.

LEÉR MÁS  "Llegamos al Gobierno con una sola obsesión: poner a la Argentina de pie"

Por su parte, el vicepresidente de Apefic (Asociación Plan Estratégico Forestoindustrial de Corrientes), Juan Ramón Sotelo, aseguró que la situación está «muy complicada».

El productor maderero contó que anoche, además del incendio del aserradero ubicado en Santa Rosa, horas después, a dos kilómetros, el fuego se desató en una plantación forestal.

Bertoni manifestó que «necesitamos con desesperación que llueva». «Con una lluvia de 100 milímetros, podríamos descansar», afirmó el jefe de Operaciones de Defensa Civil y agregó que «con 300 milímetros de precipitaciones, a razón de 50 milímetros por día, la situación empezaría a mejorar».

Por la sequía e incendios que se registran en Corrientes el gobernador Gustavo Valdés declaró la emergencia agropecuaria, y trabajan para combatir el fuego, brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, bomberos voluntarios, personal de Defensa Civil, además de una decena de aviones hidrantes.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, destacó hoy el aporte del Gobierno nacional para combatir los incendios forestales en el país y abogó por «iniciar un proceso de discusión con las provincias y también con el sector productivo» para la elaboración de una ley de humedales, durante el discurso de apertura de la asamblea del Consejo Federal del Medio Ambiente (Cofema), en la ciudad de San Luis.

«Cuando asumimos la responsabilidad del manejo del fuego en agosto del 2020, ya que antes pertenecía al Ministerio de Seguridad, nos pusimos como objetivo incrementar el presupuesto, y con un trabajo en conjunto con legisladores, hemos logrado destrabar y asignarle una alícuota de seguro que nos permita tener un robusto presupuesto para hacer frente al desafío que implica la lucha a los incendios forestales«, subrayó Cabandié.

LEÉR MÁS  Lanzan alerta amarilla por la llegada del viento zonda

Además, en su discurso de apertura de la asamblea del Cofema que reúne a las autoridades ambientales de las distintas provincias, destacó que desde el comienzo de la gestión del gobierno de Alberto Fernández, el presupuesto fue aumentando año tras año y para el 2022 rondará alrededor de los 6.500 millones de pesos, es decir, 3.500 millones más que el año anterior y que para este año está prevista una «licitación de medios aéreos de 1.800 millones de pesos».

«La coordinación con las provincias siempre es deseable que se produzca de la mejor manera posible. Nosotros en este momento estamos trabajando con la provincia de Corrientes sin ningún tipo de problemas», apuntó, por su parte, el viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky, en diálogo con TN.

También señaló que «la ayuda de las provincias no es una ayuda espontánea, sino que mucha de esa ayuda ha sido canalizada a través del Plan Nacional de Manejo del Fuego por parte de este Ministerio de Ambiente de la Nación».

En este marco se «ha llevado a la provincia de Corrientes brigadistas de varios lugares de la Argentina y varias provincias, así como medios aéreos provistos no solo por parte de este Ministerio, sino también por el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Defensa», amplió.

Además, desde la cartera ambiental le ofrecieron a la provincia de Corrientes «capacitación y formación de brigadistas en materia forestal», agregó el viceministro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here