Coronavirus: Argentina está entre los cinco países que más vacunaron en Sudamérica

Después de un mes dedicado a la aplicación de segundas dosis, más de 14 millones de argentinos cuentan con la pauta completa de vacunación, alrededor de un 32 % de la población, un porcentaje que se prevé que aumente con la llegada de más dosis y ante la inminente transmisión comunitaria de la variante delta, destacó la agencia EFE.

El país aplicó un total de 10.643.890 vacunas en agosto, alrededor de 343.000 por día, un número que está por encima de las previsiones marcadas por el Gobierno y que sitúa a Argentina entre los cinco países que más vacunaron en Sudamérica, según el portal estadístico Our World in Data.

«También superamos el objetivo de este mes, que el 60 % de las personas mayores de 50 años tenga su esquema de vacunación completo, al alcanzar a un 70 %», aseguró el martes la ministra de Salud, Carla Vizzotti, tras la reunión del Consejo Federal de Salud.

Avance en las segundas dosis

Más de un 70 % de las vacunas aplicadas en Argentina durante agosto (7.730.764) corresponden a segundas dosis, pasando de un 15,7 % de la población con el esquema completo de vacunación a principios de mes a un 32,2 % en la actualidad.

El profesor de Inmunología de la Universidad de Buenos Aires Jorge Geffner hace un balance «positivo» sobre el ritmo de vacunación, especialmente por la decisión de completar los esquemas de vacunación de Sputnik V con AstraZeneca y Moderna, algo fundamental para aquellos que llevaban más de 90 días esperando por el segundo componente de la vacuna rusa.

LEÉR MÁS  Registradas: quiénes y cómo pueden acceder al plan para sacar de la informalidad al personal doméstico

«Podría haber sido mejor, pero tampoco hago un balance particularmente gris porque estamos arriba de las 300.000 aplicaciones por día. Creo que se está vacunando mucho, aunque me preocupa el asunto de completar las segundas dosis en los mayores de 50, falta un 40 % todavía«, señaló Geffner.

Por ese motivo, el Ejecutivo volverá a priorizar la aplicación de segundas dosis en septiembre, gracias al arribo de las primeras dosis de Pfizer y de CanSino en las próximas dos semanas, que se sumarán a otras 3 millones de Sinopharm.

De esta forma, el país superará en el transcurso de esta semana las 55.471.120 vacunas en stock, según datos del Gobierno nacional.

El impacto de la variante delta

Estos avances se producen en un contexto de riesgo inminente por la transmisión comunitaria de la variante delta, puesto que ya se han reportado varios casos sin nexo epidemiológico en la capital y en la provincia de Buenos Aires.

Según Elena Obieta, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), la propagación de esa variante ya es una realidad, obligando a incrementar todavía más el ritmo de vacunación.

«Con la cepa original de covid, calculábamos que con un 60 % o 70 % de inmunidad de rebaño íbamos a recuperar la normalidad. Esta variante delta tiene un ratio más alto, entonces necesitamos ampliar ese porcentaje de inmunidad de rebaño al 80 % o 85 %», afirmó.

De hecho, para Geffner esta variante implica «una pandemia distinta», especialmente por su contagiosidad, similar entre una persona no vacunada y otra vacunada tras los primeros días del contacto estrecho.

LEÉR MÁS  La Anmat prohibió un limpiador multiuso

«Asumamos que ya hay circulación comunitaria, aunque sea incipiente. Nosotros tenemos fronteras cerradas, por eso crece poco, pero cuando empiece a haber viajes… La variante Delta se caracteriza por eso, hacés un hisopado al tipo y tiene 100 veces más carga viral que las otras variantes», aseveró.

Mientras tanto, la segunda ola de la pandemia está remitiendo en Argentina: en los últimos 30 días, los contagios cayeron casi un 60 % y los fallecimientos otro 53 %.

Flexibilizaciones apresuradas

Este descenso en el número de casos tiene lugar en plena campaña política por las primarias legislativas del 12 de septiembre, una cita electoral que impulsó la relajación de las restricciones en la mayoría de distritos. Una muestra de eso es la vuelta del fútbol con público el próximo 9 de septiembre, en un partido que enfrentará a Argentina y Bolivia con un aforo del 30 %, consigna la agencia española.

En palabras de Geffner, existe «demasiado apresuramiento» por parte de las autoridades, sobre todo porque todavía se desconoce el comportamiento de la variante Delta en Argentina.

«Como estamos en época electoral, todos cometen el mismo error, la idea que siembran no es que hay que mantener los cuidados, el uso del barbijo y el distanciamiento, sino que la pandemia ya pasó. No pasó, ni en Argentina ni en el resto del mundo», subrayó el experto en Inmunología.

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here