Julieta Silva, imputada por el homicidio de Genaro Fortunato, pasó sin inconvenientes su primera noche en el pabellón femenino de la cárcel de nuestra ciudad.

Silva se encuentra junto a otras 14 internas en el pabellón femenino de la superpoblada penitenciaría local. Ayer fue visitada por familiares y esta mañana estuvo la abogada defensora Florencia Garciarena, quien empezó a construir la estrategia para sacar de ese lugar a la conductora del Fiat Idea que arroyó a Fortunato.

“Pasó la noche tranquila, sin inconvenientes”, confirmó el director de la unidad penal, Roberto Mango.

Silva regresará a tribunales en los próximos 10 días, cuando la fiscal Andrea Rossi convoque a la audiencia donde solicitará su prisión preventiva. A su vez, se estima que Garciarena pedirá el arresto domiciliario. La decisión quedará en manos del juez Pablo Peñasco.

LEÉR MÁS  Hubo 42.227 contagios de coronavirus en el país, un 20% menos que la semana pasada

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here