Cómo dar de baja un servicio y no morir en el intento

Dar de baja un servicio suele provocar más de un dolor de cabeza y conseguirlo suele convertirse en una epopeya. Muchas veces, por cansancio, elegimos mantenerlo, aún cuando sea deficiente, por miedo a tener que lidiar con trámites interminables, largas esperas al teléfono, colas en los comercios y un largo etcétera de situaciones odiosas.

Por eso, nunca está de más conocer las leyes que amparan a los consumidores, para hacerlas valer en este tipo de situaciones. 

Por teléfono lo pido, por teléfono lo despido

Es muy común, a la hora de dar de baja un servicio, encontrarse con innumerables barreras. Una de ellas, quizá la más frecuente, consiste en que nos exigen un trámite presencial para solicitarla, lo que implica más tiempo.

La ley 24240, sin embargo, establece que cuando un consumidor contrató un servicio por teléfono o por Internet, puede solicitar la baja por el mismo medio. Y que la empresa tiene que enviar una carta o correo dentro de las 72 horas que equivale a un certificado que acredita que uno solicitó la baja. Si el trámite se realiza personalmente, el certificado se expide en el momento. En el caso de Capital Federal, la ley 2697 fija -y refuerza- estos mismos derechos.

LEÉR MÁS  Piden condenas a curas violadores y abusadores de menores del Próvolo

Periodo de prueba

La ley también fija un periodo de prueba de diez días. Si el usuario no está conforme con el servicio y decide darlo de baja dentro de este plazo, puede hacerlo sin costo alguno. Los gastos para retirar el módem o cualquier otro equipo, en función de cuál sea el servicio, corren por cuenta de la empresa.

Cuando yo quiero

Un ardid bastante frecuente por parte de las empresas consiste en fijar periodos para el trámite de baja. Por ejemplo, que sólo puede solicitarse entre el día 1 y el 10 de cada vez. Esta medida es ilegal, de acuerdo a la ley 24240.

En todo caso, las empresas podrán cobrar un proporcional a los días del mes de empleo del servicio y puede, según el tipo de contrato, existir algún tipo de penalidad. Pero las empresas siempre deben aceptar la solicitud del usuario, sin importar el momento del mes. A partir de que se realiza la solicitud, se interrumpen los plazos de facturación. Y en caso de que el servicio de pague pro adelantado, el servicio se interrumpirá cuando finalice el periodo abonado. 

LEÉR MÁS  Piden condenas a curas violadores y abusadores de menores del Próvolo

Mal servicio
Si la baja se solicita por incumplimientos reiterados y graves del proveedor del servicio y no hay respuesta por parte de la empresa, el usuario puede ejercer el derecho de terminar el contrato sin costo alguno e incluso exigir un resarcimiento por los daños causados, de acuerdo al Código Civil.

Carta documento

Muchas veces, aún cuando la ley ampare al consumidor, las empresas se niegan a aceptar la solicitud de baja. En ese caso, desde el sitio especializado Derecho en Zapatillas sostienen que el usuario puede enviar una carta a documento, la cual obliga a las empresas a reconocer la solicitud de baja. Asimismo, se puede radicar la denuncia en los organismo correspondientes. 

Contactos útiles

Dirección nacional de defensa del consumidor y arbitraje de consumo. 

Departamento de orientación al Consumidor (PBA). 

Defensa al consumidor (CABA).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here