Chaco: más de 2 mil evacuados tras un nuevo temporal



Cayeron 152 milímetros en dos horas y colapsaron los desagües, dejando a parte de la capital bajo el agua. Camiones del Ejército y móviles policiales trasladan a los afectados a alguno de los 17 centros de evacuación. Están suspendidas las clases, pero se restableció el transporte público. También hay evacuados en Santa Fe y Córdoba.

 

El temporal desatado ayer por la mañana volvió a desatar el caos y la desesperación en varios sectores de la capital provincial que sufren inundaciones y cortes energéticos, al igual que el viernes pasado, cuando una tormenta similar azotó esta ciudad de 400 mil habitantes. Por eso, las consecuencias del fenómeno son ahora más serias.

 

Las fuertes precipitaciones comenzaron poco antes de las 5.30 horas -con vientos de hasta 84 kilómetros por hora- provocando desbordes en calles y alcanzado a viviendas de barrios y del microcentro de Resistencia.

 

Inmediatamente, las autoridades gubernamentales pusieron en marcha un megaoperativo de evacuación, con la participación de camiones del Ejército Argentino y móviles policiales que se encargan de transportar las personas afectadas a alguno de los 17 centros de evacuación improvisados en escuelas de toda el Área Metropolitana, , según informa el portal Chaca.com

 

Se calcula que los evacuados y autoevaluados superarían las dos mil personas. Los 152 milímetros caídos en poco más de dos horas, hizo que colapsaran los desagües y distintos sectores de la ciudad quedaron bajo el agua.

 

“Hemos dispuesto 16 centros de evacuación, con siete puntos de concentración en zona sur y zona norte”, afirmó el gobernador Jorge Capitanich.

 

Según explicó, las personas son derivadas en la zona sur a las EGB Nº 44, 1030, 942, 50, 343, 897, a la ENS Nº 83 y al polideportivo “Jaime Zapata”. En tanto, en la zona norte son alojados en la EGB Nº 5, 712, 700, 433, 345, 954, 785 y 336, y también en el Centro de Educación Física Nº 1 -CEF-.

 

Ante esta situación, el mandatario ratificó en declaraciones a La Radio que las actividades educativas fueron suspendidas totalmente y que los empleados públicos que no hayan asistido a sus lugares de trabajo no serán sancionados, ni habrá descuentos de salarios.

 

Además, esta mañana también esta suspendido el transporte público de pasajeros en la ciudad.

 

Por último, desde el Servicio Meteorológico Nacional -SMN- los pronósticos son desalentadores ya que las lluvias continuarían al menos hasta el viernes y bajo la reinstalación del alerta climático.

 

Con la reactivación del alerta climático para el este provincial, el SMN indicó que las lluvias se repetirían de manera intermitente al menos hasta el viernes y con temperaturas que rondarán entre los 23º y los 35º.

 

La advertencia también incluye a Misiones, centro y norte de Corrientes, este de Formosa, norte de Salta y noroeste de Santa Fe, donde las tormentas “podrían ser localmente fuertes y estar acompañada por ráfagas de vientos y caída de granizo”.

 

Por último, el organismo informó que ya cesó el alerta para el oeste del Chaco y que en el restante sector provincial las condiciones irán mejorando hacia la tarde, peor las lluvias volverán con el correr de las horas.

LEÉR MÁS  La ANMAT prohibió un alcohol en gel de venta online

 

En tanto, las intensas lluvias registradas en la jornada de ayer y la crecida del río Paraná, obligaron a numerosas familias a ser trasladadas hacia centros de evacuados, donde totalizan unas 337 personas, divididas en cinco refugios, informó la municipalidad santafesina.

 

Si bien esta madrugada se reiteraron las precipitaciones, no alcanzaron la magnitud de ayer, cuando los registros indicaron que cayeron más de 60 milímetros, y esta mañana salió el sol, aunque el clima es caluroso y húmedo y no se descartan nuevas tormentas.

 

El transporte urbano de pasajeros funciona con normalidad y la empresa Provincial de la Energía (EPE) mantiene restricciones en el suministro en algunas zonas en forma preventiva y que son barrio Pompeya, San José y Los Angeles, en la zona noroeste.

 

Unas 35 cuadrillas municipales recorrían la capital santafesina para solucionar problemas originados por las inundaciones.

 

Según los últimos datos aportados por el Centro de Operaciones de la Municipalidad continúa la supervisión permanente del sistema de bombeo y desagües de la ciudad, se recorren las zonas críticas para evaluar la situación de cada barrio y atender los reclamos registrados.

 

El sistema de bombeo funciona de manera adecuada, aún pese a que se constató la existencia de basura acumulada en bocas de tormenta y canales troncales, en especial en la zona noroeste.

 

Los cuatro lugares a los que puede acudir cualquier familia que necesite ayuda son la vecinal Pompeya en French 3.878 donde hay 50 personas, el CIC de Facundo Zuviría al 8.002 con 136 evacuados, La Tablada, en Teniente Loza 6.970 con ocho santafesinos, y la Asociación Aprocoviel de 1 de Mayo y Azcuénaga, donde se encuentran unos 55 inundados.

 

Además, unas 43 personas reciben asistencia en la Vecinal San José, aunque no son centros oficiales de evacuación.

 

El municipio indicó que continúa el proceso de evacuación preventiva de los habitantes de la zona costera este más bajas afectadas por la crecida del río Paraná.

 

En tal sentido, se trasladaron nuevas familias al refugio oficialmente habilitado en el Gada, ubicado en General Paz 8200, donde se encuentran alojadas 45 personas evacuadas en ese lugar, en un trabajo coordinado con personal de la provincia y del Ejército para el traslado y la atención.

 

La altura del río es de 4,72 metros en crecida, por lo que continúa realizándose un monitoreo y mantenimiento permanente del sistema de defensas en toda la zona costera.

Por otro lado, una fuerte tormenta de viento, lluvia y granizo que se abatió también esta madrugada en el sur cordobés provocó anegamientos con decenas de evacuados, algunos de ellos con lesiones, daños en viviendas y caída de árboles y postes de cableado eléctrico, informaron las autoridades.

 

El director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, precisó que el fenómeno comenzó pasada la 1 de la mañana y afectó a las localidades de Almafuerte y Embalse, que distan 99 y 110 kilómetros de la capital provincial, respectivamente.

 

LEÉR MÁS  Cuáles son las actividades y servicios que se habilitan en Buenos Aires, Neuquén y Mendoza

La caída de árboles determinó el corte al tránsito de las rutas 36 y 6, aunque con las primera luces del día fue abierto el paso de vehículos, que deben circular con suma precaución.

 

El intendente de Almafuerte, Daniel López, confirmó que cinco viviendas fueron afectadas por el fuerte viento con voladuras de sus techos, y una de ellas registra una destrucción importante.

 

En tanto, en Embalse, según precisó su intendente Federico Alesandri, por anegamientos »fueron evacuados los moradores de unas 20 viviendas, que en su mayoría ya regresaron a sus hogares».

 

La contingencia derivó también en »lesiones leves para algunas personas, como cortes y contusiones, y por el momento no se ha notificado de casos de gravedad», agregó el jefe comunal.

 

La caída de árboles y cableado provocó el corte de luz en ambas localidades, pero la situación tiende a normalizarse, mientras personal de la zona junto a Defensa Civil trabajan conjuntamente para evaluar los daños derivados del intenso temporal. (Télam).

 

En Posadas, un fuerte temporal de lluvia, con vientos huracanados que alcanzaron los 95 kilómetros por hora, dejó sin luz eléctrica el pasado fin de semana a seis localidades misioneras y a barrios de la ciudad capital, donde además hubo algunos evacuados al resultar anegadas sus viviendas , informó Defensa Civil de la provincia.

 

La tormenta, que comenzó en la mañana del domingo extendió hasta últimas horas de la tarde, derribó árboles y postes del tendido eléctrico de alta tensión que distribuyen la energía en el norte de la provincia, dejando sin luz eléctrica por espacio de 7 horas a las localidades de San Antonio, Bernardo de Irigoyen, El Soberbio, San Pedro, Dos de Mayo y Aristóbulo del Valle.

 

EMSA, la empresa estatal distribuidora de energía, tuvo que organizar un operativo de contingencia destinado a reparar el cableado en la zona afectada, que incluía graves daños a las líneas troncales de 33.000 voltios.

 

Héctor López Ricci, presidente de EMSA dijo a la prensa que »tras siete horas de trabajo se lograron superar los daños de las líneas troncales» pero que »hoy continúan las tareas de reparación de los tendidos de 13.200 voltios y en los de baja tensión».

 

Además de dejar sin luz a esas localidades, la tormenta derribó carteles de publicidad, árboles y antenas de radio y telefonía celular, dejando también sin este servicio a casi todo el norte misionero.

 

En tanto en la ciudad de Posadas, se produjo el anegamiento de calles y el desborde de los arroyos urbanos como consecuencia de la caída de agua que alcanzó los 74 milímetros en apenas unas horas.

 

El Director de Defensa Civil de la provincia, Ricardo Beselka, informó que los barrios más afectados fueron 9 de Julio, Ciudad Nueva e Itaembé, donde se tuvo que refugiar a varias familias en los polideportivos barriales como consecuencia de la inundación de sus viviendas por el desborde de distintos arroyos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here