Bariloche se queda sin egresados

El paquete de medidas preventivas que el Gobierno nacional anunció este miércoles ante la segunda ola de contagios de coronavirus dispuso la suspensión de los viajes de egresados durante las próximas tres semanas. Antes de que el DNU se conociera, una reconocida empresa de turismo estudiantil decidió cancelar todas las operaciones en Bariloche. La decisión se dio a conocer luego de que el viernes pasado dos contingentes de egresados regresaran a la Ciudad de Buenos Aires con 78 casos positivos. El Secretario de Turismo de la Municipalidad de San Carlos de Bariloche, Gastón Burlón, aseguró a este diario que «la ciudad no tuvo un pico de contagios» y que «hoy no hay nada que les impida venir». El funcionario calificó la decisión de la empresa como «unilateral» y advirtió que en el municipio se enteraron «por los padres que empezaron a llamar». En el hospital público de la localidad aseguran que los contagios de covid-19 aumentan de manera sostenida.

Según el reporte diario del Ministerio de Salud de la provincia de Río Negro, hasta este martes 6 de abril los casos activos de coronavirus en la localidad de Bariloche ascendían a 719, de los cuales 109 fueron confirmados en las últimas 24 horas. Si bien el pico de contagios dista de los 1.500 casos activos que la ciudad registraba en plena temporada de verano, a fines de enero, en las unidades covid-19 de los centros de salud el aumento de la demanda ya es evidente. «Estamos viendo un aumento sostenido de casos leves y moderados. Particularmente en los últimos ocho días la demanda fue de casi el doble en el consultorio respiratorio, que es la parte del hospital que recibe a los pacientes sospechosos de covid», señaló Romina Berazategui, médica clínica y parte del equipo de epidemiología del Hospital provincial Ramón Carrillo, ubicado en el centro de Bariloche.

«Sin dudas estamos frente a un sistema más fortalecido, con tecnología. Pero una cama UTI no es sólo eso, implica todo un grupo de especialistas disponibles, y como personal de salud realmente estamos muy cansados», relató Berazategui. En el hospital hay actualmente siete camas disponibles, de las 25 acondicionadas para terapia intensiva (UTI) en total con las que cuenta el centro de salud. «Durante marzo la ocupación de UTI fue del 78 por ciento, pero son números muy dinámicos», aclaró la profesional. En la ciudad otros dos institutos –el Hospital Privado Regional (HPR) y el Sanatorio San Carlos– atienden pacientes con coronavirus. «Esta semana se duplicó la atención de demanda ambulatoria. Eso produce un agotamiento gigante en el personal, porque no podés atender a 60 personas en una hora», señaló la especialista y advirtió que «hay ciertos esfuerzos que ya no se pueden seguir haciendo».

En total, la ciudad patagónica recibió hasta ahora cerca de 10 mil estudiantes de distintas provincias del país desde que se habilitaron los viajes de egresados, en diciembre del año pasado. Para poder viajar, tal como dispone el protocolo que funciona desde entonces, todos los estudiantes deben tener el resultado negativo del testeo de covid, realizado dentro de las 72 horas antes de viajar. Al regresar, deben permanecer aislados. «Lo que garantiza el funcionamiento de la burbuja es el aislamiento en destino. Eso forma parte de la responsabilidad individual de cada uno, que es de lo que dependemos hasta tener la vacuna», señaló a este diario Daniel García, titular de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (ATEBA), que coincidió con Burlón en que «la ciudad está preparada para seguir recibiendo turismo» y aseguró que «son muy pocos los contagios que hemos tenido».

García explicó que la empresa –que suspendió los viajes de egresados desde el martes de esta semana– «decidió unilateralmente y tendrá sus motivos» y volvió a remarcar que el sistema sanitario local «está lejos de estar desbordado». Además de los 78 casos positivos que llegaron a Buenos Aires el último viernes, otros contingentes, de Córdoba y de Bahía Blanca, presentaron contagios luego de visitar la ciudad.

Hasta este miércoles, cada día ingresaban a la localidad 250 estudiantes. «En tres meses recibimos solamente el 10 por ciento de lo que esperábamos para toda la temporada del año pasado», explicó el referente de la asociación que agrupa empresas locales de turismo estudiantil y aclaró que «si tenemos que cancelar la actividad, lo vamos a hacer». En este sentido, Burlón aseguró que «está demostrado que no tuvimos un pico de contagios por el turismo». El secretario municipal advirtió que la decisión de la empresa «afecta a los chicos que viajan y también a las fuentes de trabajo» que los reciben en la ciudad, aunque agregó que «si la decisión de los especialistas de la salud es de cortar o minimizar los viajes vamos a acompañar la medida».

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here