Atentado a la AMIA: »Los 85 muertos siguen reclamando justicia y no descansan en paz»

Guillermo Borger formuló estas declaraciones como único orador del acto central por el nuevo aniversario del ataque terrorista realizado frente a la reconstruida sede de Pasteur al 600, donde en representación del gobierno nacional asistieron el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y los ministros de Justicia, Julio Alak, y de Seguridad, Nilda Garré; mientras que por la Ciudad estuvo la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal.

»Dieciocho años es demasiado tiempo, hoy es el turno de la Justicia para dar respuestas», dijo el titular de la mutual judía, quien expresó su confianza en el trabajo que realiza el fiscal federal Alberto Nisman para llevar a juicio oral la causa.

Durante su discurso, que fue el único que se escuchó en esta oportunidad, el dirigente dejó claro que el acto no fue »político», sino »de la Amia, la Daia, y la sociedad toda para honrar a las víctimas, con memoria y justicia».

Ante centenares de personas, poco después de recordarse a cada una de las 85 víctimas, Borger dijo que »cada día se hace más insoportable cargar la sangre derramada de cada una de ellos».

»Es necesario activar y mantener la memoria, pero no es suficiente. Tras 18 años de memoria, necesitamos justicia ya», aseveró en el acto que comenzó a las 9.53, horario exacto en que el 18 de julio de 1994 se produjo la voladura de la AMIA.

Borger recordó las tareas diarias que se realizan en la sede de la mutual judía, orientadas en su gran mayoría a ayudar a los más débiles y vulnerables a conseguir trabajo, y lamentó que a 18 años del cruel atentado, »se siga reclamando justicia».

En este marco, destacó el trabajo del fiscal Nisman que, según dijo, »avanza» para llegar al juicio oral, pero lamentó que aún no llegue »el fallo de la Cámara Federal» para que este proceso se concrete.

»El tiempo atenta cada vez más en el descubrimiento de la verdad, es imprescindible saber qué funcionarios ayudaron a encubrir la causa», dijo el titular de la AMIA.

Borger destacó la decisión del ex presidente Néstor Kirchner, cuando durante su gobierno pidió a Interpol la captura internacional de los funcionarios iraníes imputados en el atentado a la sede de la AMIA, y resaltó la actitud de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de ratificar este pedido ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Borger pidió evitar que el gobierno »teocrático» iraní »se siga burlando» de la justicia argentina, y reclamó que se tomen »medidas concretas y reales» para que »los requeridos por la justicia argentina sean trasladados a la Argentina y sometidos a su justicia», y también para que se termine de definir la conexión local del atentado.

En ese sentido, dijo que »hay pruebas irrefutables» de la participación de los iraníes en el atentado.

»Irán es un Estado teocrático que no colabora con la justicia argentina, negándose a cada pedido de la Presidenta de que los requeridos sean sometidos a la justicia argentina», agregó.

Borger reiteró que continuarán con los reclamos internacionales, en todos los ámbitos, y destacó el hecho de que el Congreso Judío Internacional haya sesionado ayer en el Senado y firmado una declaración conjunta con el vicepresidente, Amado Boudou, contra el terrorismo.

Recordó que jóvenes de todo el país junto a artistas han permitido que en el marco de este nuevo aniversario se desarrollen tres muestras culturales relacionadas con el recuerdo del atentado y la necesaria conciencia para »construir un futuro mejor».

También hizo una mención al ministro de Educación, Alberto Sileoni, que dio una clase abierta abordando la memoria del atentado.

Finalmente, recordó que »18 años atrás», el 18 de julio en el que explotó la bomba en la sede de la Amia, »no existían las vallas» en la calle Pasteur, »ni los pilotes de contención» en las instituciones de la comunidad judía, y llamó a »reflexionar sobre la verdadera prevención».

»Hoy debemos reflexionar sobre la verdadera prevención, que es educando, no sólo para la tolerancia, sino también para la aceptación y el respeto», indicó.

El acto se desarrolló con el lema »alimentemos la memoria», y jóvenes de colegios secundarios de la comunidad judía tuvieron un rol preponderante al recordar que hace 18 años, cuando tuvo lugar el atentando, ellos nacían, por lo que la memoria de este cruel ataque forma parte ahora de su »identidad». (Télam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here