«ATENDEREMOS A LOS QUE TRABAJAN EN LA INFORMALIDAD Y A MONOTRIBUTISTAS»

El presidente Alberto Fernández habló esta noche al país desde la Quinta de Olivos donde anunció el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” en todo el país debido a la pandemia del coronavirus por la cual ya hay 128 infectados y tres muertos en territorio argentino. Debido al impacto que tendrá la cuarentena en la economía, dio a conocer que en los próximos días darán a conocer medidas para el sector informal.

“Después de tener una larga reunión con los Gobernadores, hemos tomado la decisión de dictar un DNU por el cual a todas las argentinas y argentinos partir de las 0hs de mañana deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio. Quiere decir que desde ese momento todos tiene quedarse en sus casas”, señaló.

“La economía se ralentizará” debido a las medidas anunciadas, dijo Fernández, pero dejó en claro que “estamos preparados”. En ese aspecto hizo puntual hincapié en aquellos que trabajan en la informalidad. “Todos hemos visto que hay un sector que hasta aquí no hemos atendido adecuadamente y quiero llevar tranquilidad a todos ellos. Es el sector de la informalidad y de los monotributistas. En los próximos días vamos a estar dictando normas que alivien el momento para todos ellos”, aclaró el mandatario.

Hasta el momento, el paquete de ayuda anunciado por el Gobierno de Fernández no contempló a casi dos millones de contribuyentes integrados por monotributistas, autónomos y pequeñas empresas.

Pese a todo, dentro del sector informal se encuentran quienes trabajan en negro. Se trata de entre un 35 y un 40% del empleo en Argentina. Las dificultades para acceder a ellos es uno de los problemas principales por los cuales la ayuda estatal se retrasa e inclusive no llega.

LEÉR MÁS  Mañana empieza la preinscripción para el Ingreso Familiar de Emergencia

La tarea dentro del Gobierno estará en lograr activar un paquete de medidas que posibilite mitigar la retracción económica que llegará debido a la paralización social.

En la misma línea, el Banco Central (BCRA) dispuso nuevas normas con el objetivo de aumentar la capacidad prestable de los bancos para alimentar la producción y el consumo. En ese sentido, la autoridad monetaria liberará $350.000 millones en encajes y Letras de liquidez (Leliq) para que se puedan otorgar líneas de crédito a empresas y familias, a una tasa máxima del 24%.

Se dispuso que las entidades financieras que accedan a otorgar este tipo de préstamos para pymes, deberán desprenderse de una parte de sus posiciones en Leliq y que, complementariamente, percibirán el beneficio de destinar un menor porcentaje de sus activos a encajes. Ambas medidas tienen el fin de que haya una mayor cantidad de dinero disponible para afrontar el financiamiento a los sectores más afectados por la crisis.

Los créditos serán destinados para actividades consideradas prioritarias como producción de alimentos, insumos médicos, higiene personal y tecnología, aunque también habrá líneas para capital de trabajo, que incluye pago de sueldos y cobertura de cheques diferidos.

Paralelamente, el directorio del organismo conducido por Miguel Pesce decidió liberar los encajes para financiar el programa Ahora 12, destinado a solventar el consumo de las familias.

Por otro lado, también se dispuso la flexibilización, de manera provisoria, de los parámetros con los que son clasificados los deudores bancarios. El sistema de clasificación vigente tiene en cuenta, entre otras variables, la cantidad de días de mora de cada deudor. Hasta septiembre de 2020, a la clasificación de cada deudor se le añadirán 60 días de plazo para cada categoría, permitiendo contemplar las dificultades ocasionadas por la crisis en diversas ramas de la actividad económica.

LEÉR MÁS  Coronavirus: un pasajero de 70 años ocultó sus síntomas, se subió a un avión y se descompensó en vuelo

Adicionalmente, para sostener la capacidad prestable, se suspendió hasta el 30/06 la posibilidad de la distribución de resultados por parte de los bancos.

Los lineamientos centrales de la nueva política de créditos habían sido adelantados por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien dijo este martes en conferencia de prensa que el objetivo es evitar el colapso de la cadena de producción y una caída en el empleo.

«La idea es que las empresas puedan, a partir de esta regulación, financiar con los bancos tanto el capital de trabajo que necesitan para producir más como el sostenimiento de situaciones más complejas», dijo el ministro.

«Hay muchas actividades que sufren en este contexto de reducciones a la movilidad y cuarentena», admitió Kulfas durante la conferencia, pero dijo que el Gobierno espera que «este parate sea lo más acotado en el tiempo».

De acuerdo a lo comunicado por el BCRA, la medida en su conjunto genera un volumen de crédito para apoyo a las pymes de más del 50% respecto al financiamiento bancario actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here