ALIMENTOS SOLIDARIOS A DOMICILIO CON PRECIOS JUSTOS. Una experiencia que crece en Mendoza

Aunque vienen trabajando hace bastante tiempo, décadas, en asuntos concretos de la agricultura social, dentro de los parámetros específicos que tienen que ver con la economía solidaria y la educación, formal, técnica y especializada, con los pobladores rurales, con las familias campesinas, con los que viven en el campo realizando diferentes tareas, con oficios que aun se necesitan, con estudiantes secundarios, con profesores y profesionales de diferentes materias, ahora agregan a su agenda esta actividad que es muy importante.

Por medio de sus organizaciones locales, cooperativas y demás, están distribuyendo verduras, hortalizas, frutas, productos de granja, y envasados.

En esta etapa llevan a quienes lo solicitan, bolsones de productos frescos en una recorrida semanal por los distritos del departamento de Lavalle al norte de la ciudad de Mendoza, camino hacia San Juan. Cientos de familias solicitan los bolsones y otras tantas son las encargadas de armar los contenidos, la cosecha, la selección, la logística, y la redistribución de los ingresos. El bolsón tiene precio. Pero ese precio es un precio justo, sin intermediario, con materia prima seleccionada, fresca, de calidad, sana, natural. Los mismos que cultivan la tierra son los que participan de la implementación del sistema. Una acción directa y compleja. Solidaria y productiva. Siguiendo normas de higiene y manipulación alimentaria. Un trabajo estudiado y responsable.

Dice Raimundo Laugero, ingeniero agrónomo y productor: «La respuesta fue muy buena porque se logra llegar a las familias con verdura de buena calidad a precio accesible. Además cumplimos con la consigna de quedarse en casa. Las llevamos a los lugares, aunque algunos son bastante alejados».
«Todo está armado como un servicio, porque en realidad la producción de alimentos debería ser así, un servicio escencial para la vida humana. Quienes aumentan los precios en estos momentos difíciles, son especuladores. La agricultura familiar campesina tiene un compromiso histórico con la alimentación».

LEÉR MÁS  Nación rechazó el pedido de Suarez por las reuniones familiares

Participan y trabajan todos juntos, las cooperativas de la Unión de trabajadores Rurales Sin Tierra, el Municipio de Lavalle y gente que prepara los bolsones en forma solidaria con todas las medidas de protección.
Se han repartido 1500 bolsones la primer semana de la cuarentena, 1200 en Lavalle y además el Municipio de La Paz hizo una compra de 300. Se ha hecho una propuesta que las instituciones o grupos solidarios puedan sumarse.

Agrega Raimundo Laugero que «esta semana que empieza seguramente va a ser mayor el trabajo y muchos más los pedidos porque se ha difundido con más tiempo.

La Unión de Trabajadores Rurales sin Tierra (UST), reúne a productores y cooperativas de toda la provincia y son los alimentos que ellos producen los que ofrecen a las familias. La organización aprovecha la logística de todas las cooperativas que la conforman y ofrece un bolsón de verduras recién salidas de la huerta a 300 pesos.

Diego Montón, uno de los integrantes de la UST, contó que «el objetivo central de esta propuesta es que los alimentos no se conviertan en una limitante para cumplir con la cuarentena obligatoria, y al mismo tiempo, colaborar para que las familias incluyan en su dieta hortalizas y frutas de estación.

La organización acondicionó un galpón en la Villa Tulumaya, de Lavalle, adonde llegan los productos que envían los productores según la demanda. Ahí, otro grupo embolsa, cumpliendo con todas las condiciones de higiene recomendadas de higiene.

En el caso de la comuna donde tiene base, la de Lavalle, se sumó a la iniciativa con la difusión y el reparto de la mercadería, que se realiza en distintos distritos. Ahora se suma a la tarea la municipalidad de La Paz

LEÉR MÁS  Coronavirus: la vacuna de Oxford generó respuesta inmune en adultos mayores

Montón comentó que los productos tienen un precio justo, garantizando todos los costos desde la finca hasta el embolsado.

Los productores organizados en este contexto de emergencia tienen una actitud distinta a la de los grandes mercados concentradores, donde los precios suben de forma exponencial de un día a otro y no les llega a los productores agrarios.

Diego Montón plantea la necesidad de agrandar la distribución los que implica que se sumen otras organizaciones, como uniones vecinales, mutuales y asociaciones, que soliciten los bolsones y sean ellos los que se hagan cargo del acopio y la logística de distribución entre los vecinos. Pensamos que así se podrá responder a demandas individuales y pedidos que nos llegan de las distintas ciudades de la provincia y de otras zonas alejadas.

Uno de los planteos que tienen en cuenta es la necesidad de mantener el aislamiento preventivo sanitario, pero que esto no signifique mayores dificultades. Una actitud solidaria y activa que resuelve varios problemas en simultáneo: preservar la salud de la población, ayudar en la economía de los productores y de los consumidores, mantener una red que se puede ampliar y a la que se le pueden incorporar otros productos y servicios. Sostener prácticas comunitarias a pesar de las distancias y el aislamiento.

 

Las instituciones que deseen sumarse a la iniciativa pueden ponerse en contacto con la UST, enviando un mensaje de WhatsApp a: +54 9 261 535-5716.

______

Redacción P.Sales

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here