ACV: conoce cómo reconocer los síntomas y evitar la muerte

 

Cada 4 minutos hay un ataque cerebrovascular en nuestro país y en Mendoza se producen 5000 casos por año. Dos de cada tres ataques se producen en personas mayores de 65 años, pero pueden darse a cualquier edad, inclusive en niños. Reconocer los síntomas y actuar de manera rápida son los pilares para reducir el daño del ACV, que requiere de atención médica inmediata.

Este es el eje de la campaña provincial que impulsa la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP), desde el 5 de setiembre pasado y que prevé extenderse durante octubre, mes en el que se difundirán también medidas preventivas y de promoción de estilos de vida saludables haciendo eje en prevenir, reconocer y actuar.

Pérdida de visión, lenguaje o adormecimiento de extremidades

Hay dos tipos de accidentes cerebro vascular: el hemorrágico (15%) y el isquémico (85%) en el que la pérdida del flujo sanguíneo determina que las neuronas queden sin oxígeno y puedan dañarse hasta debilitarse o morir. A raíz de esta situación dejan de funcionar determinadas partes afectadas del cerebro provocando, por ejemplo, trastornos en el habla, debilidad en algún miembro o pérdida de conocimiento.

La consulta inmediata reduce riesgos y permite, si la persona reúne las características médicas específicas, incorporar un tratamiento farmacológico especial que anula o reduce las consecuencias de esta enfermedad, cuyos síntomas más comunes están relacionados con la pérdida de visión, del lenguaje, el adormecimiento o disminución de fuerza en extremidades, o cefalea súbita intensa.

LEÉR MÁS  Piden condenas a curas violadores y abusadores de menores del Próvolo

La atención médica debe realizarse dentro de las tres primeras horas de aparecidos cualquiera de los siguientes síntomas:

Debilidad o imposibilidad para movilizar alguna parte o lado del cuerpo como cara, brazo, mano, pierna.
Trastornos para hablar.
Dificultad para entender.
Confusión.
Mareos, pérdida de equilibrio.
Dificultad en la coordinación.
Problemas para ver con uno o los dos ojos.
Dolor de cabeza muy intenso y de comienzo súbito.
¿Cómo actuar ante un ACV?

En caso de detectar algunos de los síntomas mencionados:

– Acostar a la persona afectada sobre uno de sus costados de manera de evitar que se caiga o ahogue con vómito o saliva.

– Llamar inmediatamente al servicio de emergencias. Recuerde que es una urgencia y que requiere atención médica rápida.

– No administrar ningún tipo de medicación al paciente, ni siquiera para bajar la presión arterial, que es esperable que en ese momento esté elevada. Cualquier medicamento puede empeorar el cuadro.

– Si la persona afectada es diabética se debe controlar su nivel de azúcar. Si es menor a 80 mg/dl, administrar alimentos o bebida azucaradas, siempre y cuando esté despierto, sentado y no se ahogue al ingerirla.

– Llamar al servicio de emergencia aunque desaparezcan los síntomas.

Factores de riesgo

Las personas más expuestas a padecer un ACV son las que tienen factores de riesgo cardiovascular:

· Hipertensión arterial
· Tabaquismo
· Diabetes mellitus
· Hipercolesterolemia
· Obesidad
· Estrés
· Sedentarismo

Hospital del Carmen, centro de referencia

LEÉR MÁS  Piden condenas a curas violadores y abusadores de menores del Próvolo

Si bien la campaña empezó hace un mes, el trabajo comenzó hace dos años cuando se creó en el ámbito del Hospital del Carmen la Unidad de Ataque Cerebral. En este período se formó recurso humano y fueron tratados al menos 25 pacientes, en la faz terapéutica. La Unidad para el tratamiento del ataque cerebral, funciona las 24 horas, los 365 días del año y depende del Servicio de Neurología del Hospital del Carmen.

Por eso ante cualquiera de los síntomas es conveniente recurrir al médico de cabecera y, si el paciente fuera afiliado de la obra social, puede y debe asistir a la guardia del hospital del Carmen.

Algunos datos estadísticos respecto a los pacientes con ACV que se han atendido en los últimos 3 años en el Hospital del Carmen dan cuenta que los factores de riesgo más frecuentes fueron hipertensión arterial (83%) y sedentarismo; seguidos en frecuencia por tabaquismo, trastornos en el colesterol (33%), obesidad y diabetes (27%).

El tiempo de demora medio para la consulta fue de 28.5 horas. El tiempo necesario para poder realizar el tratamiento es de menos de 4.5 horas.

Al 82% de los pacientes no se les pudo realizar tratamiento trombolítico por realizar tarde su consulta médica.

Para descargar informe especial sobre ACV, ingresar aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here