Sus compañeritos del jardín de infantes lo acompañaron a su audiencia por adopción

El tierno caso ocurrió en Michigan, Estados Unidos. Michael Orlando Clark Jr, un niño de cinco años, asistió junto a sus padres adoptivos a la sesión en la que se iba a decidir sobre su futuro.

Lo curioso fue la tribuna de espectadores que asistieron a la corte. Los compañeros de curso de Michael, que va al jardín de infantes, lo acompañaron sentados desde las butacas con corazones rojos de papel en sus manos.

Los padres del niño le dijeron a la CNN que el momento más emotivo fue cuando el juez les preguntó sobre Michael a los niños. Las respuestas fueron muy cariñosas. «Amo a Michael» o «Michael es mi mejor amigo», fueron algunas de sus palabras.

La que propuso la idea de la visita a la corte fue la maestra del niño, la señorita McKee. Ella se encargó de todos los preparativos para que sea un día especial para todos los niños.

El proceso de adopción finalizó y, después de un año viviendo con la pareja, los McKee ya son oficialmente sus padres.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here