Le propuso casamiento en una sala de cine mientras miraban Batman

Cuando el público se mantenía en vilo con la última película de Batman, un mensaje cortó la emisión: »Interrumpimos la transmisión ya que en la sala se encuentra un sujeto totalmente loco», se anunció desde una pantalla negra, en un cine de Río Cuarto.

Como no podía ser de otra manera, a la única persona que no sabía que se trataba de una broma, Keila Moreno, recordó la tragedia de Denver, ocurrida durante el estreno de Batman en la que un hombre baleó a los espectadores.

Pero el temor que sintió la joven de 21 años, se vio finalmente diluido cuando su novio, Kevin Mora (21), que había orquestado una gran puesta en escena para proponerle matrimonio, después de dos años de noviazgo, oficializó su propuesta.

Primero vieron un video de 15 minutos en la pantalla grande, en el que hablan actores de Hollywood, con subtítulos inventados. Más tarde pude verse cómo el papá de Kevin le da consejos sobre la vida, hasta que el joven parte desesperado con un amigo rumbo a algún lugar. La historia sigue: a los dos jóvenes se les pincha la rueda, corren, hasta que por fin Kevin llega al cine. Aparece entonces en la pantalla un corazón con un mensaje: »Todo esto es para hacerte una pregunta». Se prendieron las luces del cine y el novio sacó una cajita con los anillos, se puso de rodillas y le pregunta: »¿Te querés casar conmigo».

Kelia respondió con un sí, que se confundió entre risas y llantos. Después de su respuesta afirmativa, la joven se dio cuenta de que las 60 personas que estaban en el cine eran sus familiares y amigos. Mientras el amor se celebraba con abrazos en la sala sonaba Carlos Baute: »Me quiero casar contigo». Cristian, el amigo que le ayudó a armar el video a Kevin, filmó también ese momento.

Después de toda la secuencia, Kevin agradeció emocionado »a todos los del cine Río, al gerente, al boletero, la pochoclera, a todos, porque les copó la idea, me dieron el lugar, me ayudaron. A todos los amigos y familiares que vinieron. Nosotros llegamos con la película empezada así que ellos ya estaban ubicados, encima los cambiaron de sala porque en la primera se había clavado el proyector. Yo estaba un poco nervioso, pero salió bien».

Por su parte, Keila reconoció que »hacía rato que quería ver Batman. La semana pasada, cuando cobré, le dije que fuéramos pero él prefirió ir el sábado. Esto no me lo esperaba, es un dulce», dice.

Para ver el video ingresá aquí: Le propuso casamiento en una sala de cine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here