Entrevista a Gene Simmons

Nada es normal cuando se trata de la vida en familia de una súper estrella del rock. Y claro, este tampoco será el caso. Hoy se estrena por Bio la nueva temporada de Gene Simmons: joyas de familia, serie en la que el bajista de Kiss, su esposa Shannon Tweed, una ex modelo de Playboy, y sus hijos Nick y Sophie muestran su vida cotidiana en medio de interminables viajes que forman parte de su rutina familiar.

Las giras junto a Kiss, que debe realizar como líder y fundador de un estilo rockero, no es la única razón de sus periplos, también existen causas familiares como el retorno a Haifa (Israel), su tierra natal luego de 50 años o la visita a Canadá, de donde es oriunda su esposa.

–Han pasado seis años desde que el programa empezó. ¿Te hace pensar cómo cambió tu vida y la de tu familia estar en TV?

–Bueno por supuesto. Sophie que tiene ahora 20, comenzó en el show con 13 años. Veo como han crecido los chicos y como mi mujer hizo siempre un gran trabajo. Yo creo que en ocasiones también lo hice bien. Además, saber que se nos mira en 84 países… eso te hace pensar. Es una experiencia fantástica y esto estará con nosotros toda la vida. Nuestras películas caseras se verán en el mundo y hay que vivir con eso.

–¿Cómo convive la fama con tu vida personal?

–No es fácil, pero lo importante es enseñarle a tus hijos que más alla de todo lo importante hay que tener integridad. Yo soy un hombre de negocios y mis hijos lo saben. Por eso hago todo lo que hago. Si eres buen hombre de negocios debes ser buen padre y no dejar de respetarte a vos mismo como respetás a los demás.

–¿Por qué sentiste la necesidad de hacer un reality show y ser observado por todo el mundo?

–No fue una necesidad, pero hay una realidad que la sé hace mucho tiempo: lo único que puedo hacer es ser yo mismo. En el escenario soy yo, o una parte mia que convive dentro de mí. Lo que se ve en el programa también es quién soy. Al igual que Shannon y nuestros hijos. Es lo que somos, es nuestra vida. Hasta el más famoso asesino es también un amoroso padre. El loco que toca el bajo con la cara pintada también es buen padre ¡Yo soy así!

–Pero, ¿Porqué mostrarlo en televisión?

–Entendí que la televisión continúa siendo el medio más poderoso. Las noticias importantes nos enteramos por televisión; sé que la gente piensa en internet también, pero sigue siendo la television el medio más poderoso, sin dudas. Así que entendí que hacer un programa de televisión con nuestra familia, haría que nuestros hijos tuvieran una mejor oportunidad para que tengan una carrera.

Estaba en lo cierto. El resultado ahora es que Sophie y Shannon tienen su propia línea de indumentaria y un programa de televisión que sólo vende ropa y joyas para mujeres. Nick y Sophie están haciendo películas, están leyendo guiones. Ahora toda mi familia tiene su propia carrera debido al programa, sin el reality no sé si ellos habrían tenido estas carreras.

–¿Cuales son los desafíos a vencer, si dejas entrar una cámara a la vida hogareña y mostrar tu privacidad a todo el mundo?

–No hay en realidad más desafíos que trabajar duro y tratar de vivir con intensidad, y tratar, sobre todo, de ganar suficiente dinero para alimentar a tu familia. Esa es la relidad del mundo. Que una cámara me siga cuando quiero ir al baño es complicado, pero le cierro la puerta en la cara y listo. Pero siempre pasan cosas locas en mi vida, no es tan malo, no me molesta que lo filmen. A los chicos cuando eran más chicos no les gustaba para nada. Pero ahora se están dando cuenta de que consiguen cosas. Ahora entienden el poder de la televisión. «

el recuerdo de la argentina

El bajista de Kiss estuvo en nuestro país tres veces, arriba de un escenario, con su cara pintada y su larga lengua fuera de la boca. Siempre, cada vez que pudo, destacó a las mujeres, la carne y la buena vibra al caminar las calles.

–¿Qué recuerdos tenés de la Argentina y de los argentinos?

–Argentina siempre ha sido fantástica para nosotros, desde la primera vez que llegamos en 1994, nuestro primer recital allí, conocimos esa mezcla europea y latina que tiene su cultura, la comida, la carne especialmente, y, obvio, las mujeres. Es difícil no enamorarse del país. Estuvimos también en 1999 y en 2009, y fueron grandes shows, llenos de adrenalina. Son un gran público.

–¿Visitarás Buenos Aires con el programa y tu familia?

–Filmamos en la Argentina unos conciertos que hicimos con Death Leopard y, como fuimos de compras, caminamos por la calle y hasta bailé en la calle, con unos bailarines que me mostraron cómo se hacía. Claro, metimos eso en el programa. Mostraremos su gente y las delicias que comimos en los restaurantes. Todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here