En una semana, Cobos dilapidó su capital político

Pero fue en estos últimos días cuando realizó dos movidas que terminaron con lo que le quedaba de credibilidad:

– La primera de ellas fue la foto que se sacó con su anterior »enemigo», y ahora »amigo» Martin Losteau. Esa foto generó un escozor en gran parte de la ciudadanía mendocina, ya que recordó lo sucedido en 2008 cuando ambos dirigentes fueron protagonista de una dura disputa que culminó con la pasajera consagración del Cleto y la posterior renuncia del joven Ministro de Economía. Lo que sucede es que la pelea en ese tiempo fue muy dura y parecía irreconciliable, el sector de Cobos fue muy duro con el Ministro Losteau, a punto de calificarlo de inepto para cargos de esa magnitud. Hoy la realidad ha cambiado y se muestran como los mejores amigos, algo que la sociedad mendocina no está dispuesta a tolerar.

– La segunda surgió a partir de la denuncia de su correligionario Víctor Fayad, quien denunció que Julio Cesar había comenzado a gestionar la jubilación de privilegio de $ 60 mil pesos por mes y con un retroactivo de 700 mil pesos. Esta información ecocionó como un arsenal y hoy todos se quieren separar del primer candidato a Diputados por la UCR. Hasta un sector de la juventud Radical solicitó la renuncia del mismo.
Este martes se sumó a las críticas el mismísimo gobernador, al calificarlo de »hipócrita», »incoherente» y hasta lo denunció por hacer maniobras contra los mendocinos.

Pérez dijo que Cobos »no tiene forma de explicar» porqué solicitó a los 58 años la jubilación. »No puede justificar» porqué inició el trámite 7 años antes de lograr la edad jubilatoria.
Es la hipocresía de la que vengo hablando desde el 1 de mayo. El ingeniero confunde a la sociedad, la política no es cuestión de imagen y una sonrisa fácil, es cuestión de tener una estructura partidaria, convicciones en las ideas, es coherencia», dijo Pérez.

Pérez también se refirió a las contradicciones de Julio Cobos al referirse al encuentro que mantuvo días atrás con el ex ministro de Economía, Martín Lousteau. »No puede hablar de coherencia cuando se saca una foto con el inventor de la Resolución 215», aquella que lo hizo famoso por su »voto no positivo», que lo alejó definitivamente del kirchnerismo y marcó un antes y un después en la política actual.

Por otra parte también se manifestaron los jóvenes radicales al solicitar la renuncia de Cobos como candidato a Diputado.

Desde la Juventud Radical Confluencia repudiaron a Julio Cobos a quien acusaron de tener una »actitud perversa y miserable» por pretender cobrar un retroactivo de $700.000 y tramitar una jubilación de privilegio que asciende a más de $60.000 mensuales.

En un comunicado, este sector de la UCR expresó que »sin ningún tipo de escrúpulos llegó a usar la sagrada figura del Papa para ocultar un proceder despreciable, violando los más elementales principios éticos del radicalismo».

En el texto agregan que »Cobos se presentaba como una persona honesta, pero sus actitudes demuestran una conducta que irrita a toda la sociedad, sobre todo a los miles de ciudadanos que ni siquiera pueden llegar a fin de mes. Una jubilación de privilegio en un país con tantas necesidades es una burla desagradable para la gente común. pero siguiendo en esta línea, en su eslogan de campaña Cobos se presenta como un »tipo común», lo cual nos lleva a preguntamos: ¿Los »tipos comunes» también gozan de estos desmedidos privilegios? ¿Cuántos »tipos comunes» cobran $60.000 mensuales?

»Cabe decir que por no aceptar estos comportamientos fuimos marginados del radicalismo y no podemos compartir el mismo espacio que cobos, por ello, pretendemos que la gente nos ayude a sacar a los usurpadores de la UCR en las próximas paso para recuperar la ética, la conducta y la coherencia que siempre nos caracterizó.

»Esta conducta de julio cobos es inaceptable, lo mejor para la ucr de cornejo y para los mendocinos es que cobos renuncie como candidato, es un camaleón acomodaticio que nos mintió todo el tiempo, pero nunca llegamos a pensar que tenía un afán monetario tan ambicioso. el supuesto »hombre común» resulto ser un farsante que hace 20 años vive de la política».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here