El ministro de Planificación, Julio De Vido, criticó al diario que publicó una nota engañosa sobre la producción energética. El titular de la cartera aseguró que el matutino »lanza conclusiones apresuradas» y »omite todas las medidas que se están implementando para recuperar el autoabastecimiento».

Buenos Aires, junio de 2013.- McAfee publicó los hallazgos del estudio de 2013 Decepción digital: exploración de la desconexión en línea entre padres e hijos. El estudio, que analiza los hábitos e intereses en línea de los preadolescentes, los adolescentes y los adultos jóvenes, detectó que existe una desconexión importante entre lo que hacen en línea y lo que sus padres creen que hacen. A pesar de que los jóvenes entienden que Internet es peligrosa, aún tienen comportamientos riesgosos y ocultan esta actividad a sus padres de varias maneras. Además, un 46% reconoce que cambiaría su comportamiento si supiera que sus padres están observando.

»En este ámbito, aún nos encontramos en el salvaje oeste, y debido a que nuestros jóvenes son nativos digitales, tienen todo tipo de comportamientos riesgosos sin comprender cómo sus acciones afectarán sus vidas», indicó Michelle Dennedy, Vicepresidenta y Gerente de privacidad de McAfee. »Este estudio ha dejado sumamente claro que los padres deben interesarse en lo que sus hijos hacen mientras navegan en Internet para comprender su comportamiento en línea e involucrarlos en un sinnúmero de hábitos que los mantendrán seguros en internet. Los niños de todas las edades claman por orientación».

LOS PADRES SE DAN POR VENCIDOS

Los jóvenes no son los únicos que necesitan educación sobre el comportamiento seguro en línea. De hecho, el 62% de los padres no cree que sus hijos se puedan meter en graves problemas en línea y el 80% no sabe cómo averiguar qué están haciendo sus hijos en internet. La mayoría de los padres (74%) simplemente se sienten frustrados y reconocen que no tienen ni el tiempo ni la energía para seguir el ritmo a sus hijos y solo esperan lo mejor.

LA DESCONEXIÓN DIGITAL

Aunque un 39% de los padres intenta controlar el comportamiento en línea de sus hijos con controles parentales, los adolescentes con más conocimiento en tecnología se aprovechan de las limitaciones tecnológicas de sus padres y evitan su vigilancia. Del 41% de los preadolescentes a los que sus padres han establecido contraseñas para sus aplicaciones móviles, el 92% de ellos conocen las contraseñas. Más de la mitad de los padres de preadolescentes (60%) creen que estos no conocen las contraseñas. Esto puede llevar a tener una conducta en un teléfono móvil que no se puede controlar fácilmente y a compromisos no deseados, así como también a cuentas de altos costos, cuando no se supervisa.

También preocupa la desconexión digital que existe cuando se trata de comunicar información sobre la seguridad de Internet. El 71% de los padres cree que ha tenido conversaciones con sus hijos sobre un comportamiento en línea adecuado, mientras que solo un 44% de los jóvenes está de acuerdo con ello. Esto implica que existe la necesidad de que existan conversaciones más directas con los adolescentes sobre cómo vivir seguros en línea, de una forma que repercuta claramente en su comportamiento y lo modifique.

LOS PREADOLESCENTES

Entre los hallazgos en una categoría nueva para este estudio anual estuvieron los comportamientos riesgosos en preadolescentes (entre 10 y 12 años). A pesar de que técnicamente no están autorizados a tener un perfil de Facebook, un número importante reconoce usar esta aplicación (85%). El estudio también detectó que el 58% de estos preadolescentes cree saber cómo ocultar a sus padres lo que hace en línea.[1] Casi un cuarto de los preadolescentes borra el historial del explorador o usa configuraciones de explorador privadas para ocultar sus actividades a sus padres.

Otros resultados clave incluyen:

Los adolescentes pasan más tiempo en línea que lo que sus padres creen.

En promedio, cerca de un 25% de los adolescentes pasa cerca de cinco a seis horas al día en línea, mientras que la mayoría de los padres piensan que sus hijos dedican una a dos horas al día.

Los adolescentes creen que los sitios de redes sociales son seguros, por lo que publican información personal sin que sus padres lo sepan.

El 86% de los jóvenes cree que estos sitios son seguros, por lo que continuamente publica información personal, como la dirección de correo electrónico (50%) y actividades personales, como con quién están saliendo (31%).

Solo el 17% de los padres sabe que sus hijos publican direcciones de correo electrónico y solo el 12% de ellos sabe que comparten información personal, como con quién están saliendo.

Los adolescentes usan sitios de medios sociales que posiblemente sus padres no conocen.

El 95% de los jóvenes tiene, al menos, una cuenta de medios sociales. Facebook es la principal plataforma de medios sociales utilizada por preadolescentes, adolescentes y adultos jóvenes (cerca del 86%), seguida por Twitter (cerca del 59%), Instagram (cerca del 46%), Pinterest (cerca del 42%), Tumblr (cerca del 38%) y Snapchat (cerca del 33%).

Cerca del 22% de los jóvenes entre 10 y 23 años reconoce usar dispositivos móviles para ocultar sus actividades de sus padres.

El 75% de los jóvenes entre 10 y 23 años conoce aplicaciones a través de sus amigos.

Los sitios de medios sociales son un centro para la mala conducta.

Más de un cuarto (27%) de los jóvenes entre 10 y 23 años ha presenciado comportamiento cruel en las redes sociales y el 89% señala que este comportamiento tuvo lugar en Facebook. El 36% de los preadolescentes vio esto en Twitter y un 19% en Instagram.

El 58% de los jóvenes entre 18 y 23 años publicaron comentarios en estos sitios, el 46% de ellos tenía un lenguaje obsceno y el 26% eran crueles.

El 14% de los jóvenes entre 13 y 23 años ha accedido de forma ilegal a la cuenta de una red social o al correo electrónico de otra persona.

Los adolescentes buscan activamente contenido inapropiado.

Más de un 57% de los jóvenes entre 13 y 23 años usa Internet para buscar temas sexuales, mientras que solo el 13% de los padres cree que lo hacen.

El 48% de los jóvenes entre 13 y 23 años ha revisado páginas Web o videos que sus padres no aprobarían mientras que solo el 17% de los padres sabe de estas búsquedas.

Más de un tercio (37%) de los jóvenes entre 13 y 23 años buscan violencia simulada, como videos de »errores monumentales» (epic fail) en Facebook o violencia real en YouTube.

Además de ponerse a sí mismos en situaciones de riesgo, los adolescentes descubren que, en gran parte, su comportamiento en línea los lleva a experiencias personales negativas, que frecuentemente son inmediatas. Casi un tercio (29%) de los jóvenes entre 13 y 23 años ha tenido una experiencia negativa al compartir fotos provocativas. Más de un cuarto (27%) de los adultos jóvenes de 18 a 23 años publica fotos mientras está ebrio, lo que también puede perjudicar sus oportunidades laborales en el futuro.

»Si bien, no es necesariamente sorprendente que los adolescentes se estén rebelando en línea y que oculten actividades a sus padres, lo que es preocupante son los tipos de comportamientos en los que se involucran y que esto se extiende a los preadolescentes», señala Dennedy. »No existe un ánimo de permanencia ni de alcance global al compartir y publicar en línea en este grupo, por lo que la obligación, en realidad, recae en los padres. Ellos deben aumentar su conocimiento digital y participar activamente en la educación de sus hijos sobre cómo vivir de manera segura en línea».

Para obtener más información, revise:

Informe: http://www.mcafee.com/us/resources/reports/rp-digital-deception-survey.pdf

Página Web del estudio: www.mcafee.com/digital-deception

Publicación en blog de Robert Siciliano: https://blogs.mcafee.com/consumer/digital-divide

Publicación en blog de Lianne Caetano: https://blogs.mcafee.com/mobile/what-is-your-teen-doing-online-new-mcafee-study-reveals-all/

Infografía: http://images.mcafee.com/infographic/digitaldeception.html

Síganos en Twitter @McAfeeConsumer.

Metodología cuantitativa

TRU realizó un total de 2.474 entrevistas en línea en los Estados Unidos a jóvenes de entre 10 a 23 años y a padres de jóvenes de estas edades. Estas entrevistas se dividieron equitativamente entre 1.173 jóvenes y 1.301 padres. Las muestras de padre/joven presentan un margen de error de +/- 2,7 y +/- 2,9 puntos porcentuales, respectivamente. La muestra total de 2.474 da un margen de error de +/- 2,0 puntos porcentuales. Las entrevistas se realizaron del 3 al 15 de abril de 2013.

Todos los jóvenes y los padres debían usar (o decir que sus hijos usaban) Internet, al menos, una hora en un día normal. Las entrevistas de los jóvenes se dividieron equitativamente por edad y sexo. Las entrevistas de los padres se dividieron equitativamente por sexo, así como también, por la edad y el sexo de sus hijos. La muestra se componía de un 16% de encuestados hispanos y un 18% de encuestados afroamericanos, y su distribución geográfica se realizó conforme al censo estadounidense.

Acerca de McAfee

McAfee, una subsidiaria de propiedad absoluta de Intel Corporation (NASDAQ:INTC), les brinda a los negocios, al sector público y a los usuarios domésticos la capacidad de experimentar con seguridad los beneficios de Internet. La empresa ofrece soluciones y servicios de seguridad proactivos y comprobados para sistemas, redes y dispositivos móviles en todo el mundo. Con la estrategia Security Connected, un enfoque innovador en la seguridad mejorada de hardware y una red de Global Threat Intelligence única, McAfee está completamente enfocado en mantener seguros a sus clientes. http://www.mcafee.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here